NUEVA YORK.- El euro subía el martes a máximos en dos semanas contra el dólar, después de que una sólida demanda en subastas de bonos europeos aliviara las preocupaciones por los problemas de deuda y llevara a los inversores a cubrir sus posiciones cortas sobre la moneda de la zona euro.

Sin embargo, el avance era limitado, producto de un débil sondeo ZEW de confianza de los inversionistas alemanes, que renovó las preocupaciones sobre los efectos negativos de la crisis de deuda de la zona euro en la economía general.

Pero la moneda europea fue apuntalada por una buena demanda en las subastas de deuda en España, Irlanda y Bélgica.

España recaudó 5,200 millones de euros en letras a un año y a 18 meses el martes, mientras que Bélgica obtuvo 2,500 millones de euros en una venta altamente demandada, al tiempo que Irlanda subastó bonos por 1,500 millones de euros.

"El refinanciamiento salió mejor de lo esperado, o al menos lo lograron sin ser exorbitantemente costoso. Creo que eso es realmente importante", dijo Andrew Busch, estratega global de monedas con BMO Capital Markets en Chicago. "Por el momento presente, hemos pasado el ciclo de la presión a la baja para el euro", añadió.

Hacia el mediodía en las operaciones del mercado de Nueva York, el euro subía 0.9% a 1.2330 dólares, tras tocar un máximo de 1.2334 dólares en la plataforma electrónica EBS, su mejor nivel desde el 1 de junio.

El euro cerró el lunes por encima de su promedio móvil de 14 días por primera vez desde mediados de abril.

Los analistas dijeron que las posiciones cortas sobre el euro estaban muy ajustadas y que los operadores estaban tomando ganancias sobre sus posiciones actuales sin asumir nuevas apuestas en corto.

"Pienso que básicamente estamos en un punto donde el mercado siente que lo peor para el euro ya ha sido asumido. Nos hemos quedado sin razones nuevas para estar cortos en euros", dijo Boris Schlossberg, director de investigación de monedas en GFT en Nueva York.

El euro se ha mantenido por encima del nivel de 1.20 dólares, lejos de su reciente mínimo en cuatro años de cerca de 1.1876 dólares, y los operadores dijeron que ofertas de bancos centrales en cerca de 1.2170 dólares ayudaron a cerrar las pérdidas. Analistas técnicos mencionaron un área de apoyo para el euro entre 1.2045 a 1.2170 dólares.

Frente al yen, el euro subía 0.6% a 112.48 yenes. El dólar cedía 0.3% a 91.24 yenes.

Un amplio avance de las acciones de Estados Unidos también ayudaba a impulsar el apetito de los inversionistas por el riesgo y a fortalecer el euro.

Analistas dijeron que las preocupaciones por la zona euro probablemente persistan después de que la agencia de crédito Moody's recortara el lunes la calificación de Grecia al estatus de basura.

Además, el secretario de Hacienda de España, Carlos Ocaña, dijo que algunas instituciones prestamistas del país enfrentaban un congelamiento de liquidez en el mercado interbancario.

Los bonos del gobierno griego contemplarán una penalidad extra de 5% cuando los bancos los usen como garantía de los fondos del Banco Central Europeo, dijo el martes un portavoz del BCE.

En tanto, el franco suizo trepaba más de un 1 por ciento y marcaba máximos de un mes contra el dólar, a 1.1295 francos.