Londres- El euro se alejaba de sus mínimos de dos años contra el dólar este viernes porque los inversionistas se tomaban un respiro tras una fuerte corriente vendedora esta semana, pero las preocupaciones por una posible salida de Grecia de la zona euro y el riesgo de contagio podría frenar el avance de la moneda comunitaria.

El euro subía 0.4% a 1.2581 dólares, dejando atrás su menor nivel desde julio del 2010 de 1.25155 dólares que tocó el jueves.

Operadores alertaron de una barrera de opciones en 1.2500 dólares, ofertas en torno a 1.2600 y órdenes de frenar pérdidas por encima de 1.2620.

Pese al repunte, la moneda común ha perdido más de 5% contra el dólar en lo que va del mes y está en vías de su cuarta semana consecutiva de bajas, elevando la posibilidad de que pruebe el piso del 2010 de 1.1875.

Fondos macro e inversionistas institucionales han aumentado las ventas de euros tras unas elecciones inconclusas en Grecia que dejaron al país en riesgo de bancarrota y una posible salida de la zona euro.

Los griegos irán de nuevo a las urnas el 17 de junio, con encuestas que muestran una carrera cerrada entre los partidos que apoyan y los que se oponen al rescate internacional, lo que mantiene en vilo a los mercados.

"El euro está un poco más alto hoy, pero me sorprendería si toca los frenos por sobre los 1.2620. Las perspectivas de mediano plazo no son buenas", dijo Geoff Kendrick, analista de divisas de Nomura.

"Creemos que si Grecia no sale de la zona euro, el euro tendrá un declive gradual a 1.23 dólares en los próximos meses. Pero si lo hace, entonces veremos una caída del euro a 1.20 dólares a fines del segundo trimestre y a 1.15 a fines del tercero", agregó.

Los inversionistas también están preocupados por la salud del sector bancario español, las posibilidades de una profunda y dañina recesión en la zona euro y la falta de medidas agresivas para abordar la escalada de la crisis de deuda.

El banco español Bankia, que fue parcialmente nacionalizado este mes, se aprestaba a pedirle al Gobierno un rescate de más de 15,000 millones de euros (19,000 millones de dólares) el viernes.

Varios estrategas esperaban que las ventas de euros se retomen la próxima semana, aunque las fuertes apuestas en corto las desacelerarían.

"Estamos en un punto muerto, donde el mercado está corto y las noticias son malas, y por tanto hemos tendido a ir abajo por etapas", dijo Kit Juckes, estratega de Societe Generale.

"Es casi imposible imaginar un conjunto de circunstancias donde tengamos buenas noticias", agregó

OSCURO PANORAMA

Con la debilidad del euro, el dólar ha sido el principal beneficiado, con su índice contra una cesta de monedas de referencia que subía levemente a 82.411, su nivel más alto desde septiembre del 2010.

Frente al yen, el dólar permanecía estable en 79.51 yenes , apoyado por importadores e inversionistas en Tokio que cuadraron posiciones antes de un largo fin de semana en Estados Unidos. Ofertas de venta en torno a 80 yenes se aprestaban a limitar cualquier ganancia adicional, dijeron operadores.

El euro permanecía plano contra el franco suizo en 1.2015 francos, tras saltar a 1.20769 francos el jueves, su nivel más alto desde mediados de marzo por rumores de que el Gobierno helvético va a aplicar un impuesto a los depósitos y que el banco central ha estado comprando euros en las últimas semanas para defender el piso de 1.20 francos.

ros