Londres - El euro y el dólar australiano repuntaban contra el dólar estadounidense este viernes tras mitigarse un poco las preocupaciones por una desaceleración en China y la zona euro, pero los operadores dijeron que el billete verde seguiría apoyado por el mejor panorama de la economía de Estados Unidos.

Las preocupaciones por el vacilante crecimiento en la zona euro y China, que el jueves golpearon a las acciones y a las monedas de alto riesgo, se redujeron y desincentivaron las compras de apuestas más seguras como el dólar y el yen.

El dólar cayó a un mínimo de tres semanas contra el euro y el franco suizo, y también tocó un piso de dos semanas frente a una canasta de monedas de referencia, pero los operadores dijeron que la corriente vendedora tenía poca liquidez y esperaban que el dólar se mantuviera firme.

"Estamos viendo definitivamente una rotación de las expectativas de crecimiento, con el panorama estadounidense un poco mejor y el panorama de China un poco peor. Esto debería ser positivo para el dólar", comentó Geoff Kendrick, estratega de Nomura.

"Pero ha estado flojo esta semana y el mercado todavía parece estar indeciso, lo que podría explicar la volatilidad. Creo que nosotros necesitamos ver los rendimientos de los bonos a 10 años superar 2.4% para que hayan más ganancias del dólar", agregó.

Las notas del Tesoro a 10 años rendían cerca de 2.26% este viernes, después de ubicarse cerca de 2.40% el martes. Las señales de mejoría en las condiciones económicas de Estados Unidos han impulsado los rendimientos y el dólar en las últimas semanas.

El índice dólar caía cerca de 0.4% en el día tras descender hasta 79.214. Este mes tocó un máximo de dos meses de 80.738.

El euro trepó desde un mínimo del jueves de 1.3133 dólares hasta alcanzar un techo de tres semanas de 1.3293. Luego, subía 0.4% a 1.3253.

Varios agentes del mercado se mantienen cortos en euros por temores a una desaceleración económica y los altos niveles de deuda soberana en países de la zona euro, en especial España, pero por ahora la moneda comunitaria se tomaba un respiro.

"Una semana corta en datos y acontecimientos probablemente termine como empezó: con iliquidez y los saltos intradiarios resultantes en la paridad euro/dólar. Como resultado, cualquier tirón hacia arriba o abajo podría fácilmente tirar a los agentes fuera de sus posiciones en el rango de 1.3000 a 1.3335", dijo Commerzbank en una nota.

YEN BAJA

El euro subía 0.6% a 109.55 yenes, en el medio del rango de la semana de 108.49 y 111.57.

La debilidad del yen fue reforzada por ventas de importadores japoneses, cuyas compras de combustibles fósiles han aumentado debido a que gran parte de los reactores nucleares del país están fuera de servicios tras el desastre de Fukushima del año pasado.

El dólar ha ganando 7.5% contra el yen este año y el euro ha subido más de 10%, tras la sorpresiva medida del Banco de Japón en febrero de aumentar sus compras de bonos para estimular la economía.

El dólar australiano recuperaba parte de las fuertes pérdidas de esta semana contra el yen y subía 0.1% a 86.00 yenes. También repuntaba desde un piso de dos meses contra el dólar en 1.0336 registrado el jueves para transar hasta en un máximo de 1.0450 dólares.

ros