Nueva York- El dólar operaba sin cambios este martes contra el euro en la sesión de Nueva York, antes de la publicación de las minutas de la última reunión de la Reserva Federal y en un clima cauto previo al encuentro del Banco Central Europeo esta semana.

En una jornada tranquila previa a los feriados de Semana Santa, el mercado se centraba en la divulgación de las minutas de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal, las cuales darán pistas sobre la inclinación del banco central a aplicar o no un estímulo adicional que podría golpear al dólar.

Las minutas se conocerán a las 14.00 hora local (1800 GMT).

Los inversionistas también aguardan el encuentro de política monetaria del Banco Central Europeo el miércoles. Analistas dijeron que un mensaje del banco sobre la necesidad de volver a concentrarse en la inflación en vez de ayudar a la economía y al sistema financiero europeo a salir de la crisis podría dar al euro un breve impulso.

Sin embargo, varios inversionistas todavía evaluaban salir a vender euros dados los temores por un frágil panorama para el bloque monetario y los altos niveles de deuda de España.

"No ha habido un evento de riesgo que presione al dólar hacia un lado u otro", dijo John Doyle, estratega de divisas de Tempus Consulting en Washington. "Posteriormente en el día tenemos las minutas de la Fed, pero no esperamos sorpresas por esa parte, después de eso esperaremos por los europeos", agregó.

La moneda común europea operaba sin cambios frente al dólar en 1.3316 dólares, más cerca de un mínimo de sesión de 1,3298 dólares que de su techo de sesión de 1.3367 dólares.

Se espera que las minutas de la Fed sugieran una postura cauta y que el banco central advierta que un ajuste de la política monetaria prematuro sería riesgoso. Al mismo tiempo, se cree que dejarán la puerta abierta a un nuevo estímulo, aunque sin comprometerse directamente.

Funcionarios de la Fed dijeron el lunes que había poco apetito para más medidas monetarias que estimulen el crecimiento estadounidense, en una economía que se fortalece gradualmente. Sin embargo, el presidente del banco, Ben Bernanke, dijo la semana pasada que el estímulo seguiría siendo una opción.

Desde que la escalada vista entre mediados y fines de marzo de 1.3000 dólares a apenas por debajo de 1.34 dólares se apagó, el euro se ha mantenido en un rango ajustado de 1.3250-3400 dólares. Varios analistas esperan que caiga aún más si traspasa ese rango.

El euro operaba sin cambios contra el franco suizo en 1.233 francos, pero seguía cerca de un mínimo de siete meses mientras los operadores hacían que la divisa común cayera más cerca del techo de 1.2 francos fijado por el Banco Nacional de Suiza el año pasado.

El dólar subía 0.1% contra el yen a 82.15 yenes, recuperándose de un piso de 81.54 yenes, su nivel más bajo desde el 9 de marzo.

Analistas dijeron que la tendencia del yen a debilitarse se mantiene intacta luego de las inesperadas medidas de alivio monetario del Banco de Japón aplicadas en febrero.

Las especulaciones de que la Fed pueda endurecer su política más rápido de lo esperado, elevando el retorno de tener dólares, también pesaban sobre la divisa nipona.

"La gente ha estado comprando la idea de que el yen podría depreciarse y quizás hemos visto el periodo más fuerte para el yen", dijo Dag Muller, analista técnico de SEB en Estocolmo.

"Pero en el corto plazo, el yen podría sucumbir a más de una corrección de los exagerados niveles de corto plazo", agregó.

El dólar australiano caía 0.4% a 1.0371 dólares, revirtiendo sus ganancias iniciales, luego de que el Banco de la Reserva de Australia mantuviera las tasas de interés sin cambios en 4.25% pero sugiriera que el sesgo podría ser hacia una baja.

ros