Nueva york - El euro alcanzó este viernes su máximo nivel en 14 meses frente al dólar y un máximo de 33 meses ante el yen gracias a datos manufactureros de la zona euro mejores a lo esperado y expectativas de una política monetaria expansiva en Washington y Tokio.

Datos de empleo estadounidenses divulgados el viernes reafirmaron las expectativas de que la Reserva Federal mantenga su política de estímulos monetarios, haciendo de esa manera al billete verde menos atractivo para los inversionistas.

Las apuestas a que el Banco de Japón aliviará más su política monetaria extendieron la depreciación del yen, que alcanzó su mínimo nivel en 2 años y medio frente al dólar.

La economía estadounidense sumó 157,000 nuevos puestos a sus nóminas el mes pasado, dijo este viernes el Departamento de Trabajo, poco menos a lo esperado por el mercado, mientras que la tasa de desempleo subió 0.1 puntos porcentuales a 7,9%.

Sin embargo, el dato de empleo para los dos meses previos fue revisado al alza.

El euro llegó a subir hasta los 1.3711 dólares, su mayor nivel desde mediados de noviembre del 2011. La moneda única cotizaba en 1.3662 dólares, un alza del 0,62% en la sesión.

En la semana, el euro se apreció alrededor de un 1,5 por ciento frente al dólar.

La Fed reiteró este miércoles que mantendría sus tasas de interés cerca de cero hasta que la tasa de desempleo alcance el 6.5% por ciento y mientras la inflación no amenace con exceder el 2.5%.

Las políticas monetarias flexibles y las compras de bonos de la Fed han presionado al dólar y analistas sostienen que la moneda mantendrá una tendencia negativa mientras que el banco central estadounidense siga por ese camino.

El dólar subió un 1.1% a un máximo de sesión de 92.80 yenes, su mejor nivel frente a la divisa japonesa desde junio del 2010.

En la semana, el dólar se fortaleció 2% frente al yen y acumula un alza del 16.6% ante la moneda nipona tras 12 semanas consecutivas de avance.

El dólar amplió sus ganancias frente al yen después de que datos en Estados Unidos mostraron que el ritmo de crecimiento en el sector manufacturero repuntó en enero a su mayor nivel en nueve meses, mientras que la confianza del consumidor mejoró inesperadamente en enero.

El euro subió hasta los 126,96 yenes, el mejor nivel desde abril del 2010, y cerró con alza del 1.75%, a 125.69 yenes.

Más temprano, el índice de gerentes de compras (PMI, por sus siglas en inglés) de la firma Markit mostró que las fábricas de la zona euro tuvieron su mejor mes en casi un año en enero ante el apoyo proporcionado por la producción alemana.

EGV