El euro subía contra este dólar este miércoles luego que el Parlamento de Grecia aprobó medidas de austeridad necesarias para evitar una moratoria, pero las preocupaciones sobre si el Gobierno podrá implementarlas limitaban las ganancias.

El primer ministro griego, George Papandreou, logró este miércoles la aprobación de la primera parte de un plan de austeridad a cinco años, despejando el mayor obstáculo en la apuesta del endeudado país para tener acceso a financiamiento internacional.

Las expectativas de un resultado positivo impulsaron al euro esta semana y lo llevaron previamente en la jornada a un máximo de dos semanas de 1.4449 dólares en la plataforma EBS. La moneda única pasó brevemente a negativo tras el resultado de la votación ante una toma de ganancias.

"La reacción inmediata a la noticia parece ser un poco del tipo 'compra con el rumor, vende con el hecho'", dijo Omer Esiner, jefe analista de mercado de Commonwealth Foreign Exchange en Washington.

"Aun hay muchas dudas sobre la efectiva implementación de las medidas de austeridad, dado el escenario de creciente ira pública en Grecia", agregó.

El euro cerró en 1.4435 dólares, con un alza de 0.5%, y con los operadores citando barreras de opciones con oferta de venta a 1.4450. Por su parte subía contra el franco suizo 0.8% a 1.2048, alejándose de un mínimo récord de alrededor de 1.1808 alcanzado el lunes.

El Gobierno griego debe ahora ganar la aprobación el jueves de la legislación que detalla la implementación específica de las medidas contenidas en el paquete de austeridad de 28,000 millones de dólares.

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional insisten en que Grecia apruebe ambos proyectos de ley antes de desembolsar un próximo tramo de ayuda por 12,000 millones de euros.

En el mercado de opciones, la cautela sobre el panorama para el euro permanecía evidente.

Maurice Pomery, director gerente de Strategic Alpha, que asesora sobre monedas a bancos y fondos de cobertura, dijo que los inversionistas macro globales probablemente continuarán "extraordinariamente cautos" de invertir en la zona euro por un largo periodo.

Sin embargo, en el corto plazo, analistas dicen que el euro podría encontrar algún apoyo por los diferenciales de tasas de interés, ya que se espera ampliamente que el Banco Central Europeo suba las tasas en julio.

El sentimiento hacia el euro podría también mejorar ante un mayor progreso en un plan francés para involucrar a los bancos en el rescate a Grecia.

Fuentes cercanas a prestamistas alemanes dijeron el miércoles que los bancos han recibido positivas señales desde las agencias calificadoras de que no denominarán un plan de reestructuración francés para la deuda griega como una moratoria.

El dólar caía 0.3% a 80.84 yenes, mientras perdía 0.5% contra una canasta de monedas.