Londres- El euro retrocedía este lunes de sus máximos de dos semanas contra el dólar, ante los temores a que la crisis de deuda de la zona euro pueda afectar a países mejor calificados, y se espera que las oscuras perspectivas económicas y los crecientes riesgos políticos mantengan la moneda bajo presión.

Analistas dijeron que el ánimo respecto a la divisa común era bajista y que la mayoría de los inversionistas buscaría salir a vender ante cualquier alza previo a las subastas de deuda de esta semana en Italia y Holanda.

El Gobierno holandés estaba al borde del colapso después de que no lograra llegar a un acuerdo político sobre recortes presupuestarios.

Los rendimientos de los bonos italianos subieron, al igual que los costos de financiamiento de Francia, luego de que el socialista Francois Hollande -quien prometió renegociar un pacto presupuestario europeo- ganara la primera ronda de las elecciones presidenciales en Francia.

El euro caía 0.7% a los 1.3127 dólares y se mantenía por debajo de su techo del viernes de 1.3225 dólares, alcanzado tras una escalada de casi 1% en la semana, su mejor desempeño desde fines de febrero. Se sostenía levemente por encima de un nivel de soporte de corto plazo de 1.3120 dólares, su promedio móvil de 100 días.

La mayoría de los operadores espera que el euro opere en un rango de 1.3000 a 1.3300 dólares, con el predominio de los temores sobre el débil crecimiento de la zona euro.

Datos que arrojaron que el sector manufacturero de Alemania se encogió inesperadamente a su ritmo más rápido en casi tres años durante abril ayudaron al desplome de la divisa.

En general, los últimos sondeos de PMI de la zona euro entregan nuevas dudas respecto a si la región podrá salir de una desaceleración ante un severo endurecimiento fiscal.

"No ha sido un gran inicio de semana para el euro, con las cifras de PMI alemán sumándose a los temores provenientes de los factores de riesgo político", dijo Jeremy Stretch, jefe de estrategia cambiaria de CIBC World Markets.

"Si los diferenciales de bonos siguen ampliándose y los mercados de acciones se ven bajo más presión, podríamos ver al euro caer hacia los 1.3050 dólares en vez de dirigirse a los 1.3250 dólares en el corto plazo", agregó.

El euro, que también perdía 1% contra el yen, tenía un limitado apoyo en un acuerdo el fin de semana para duplicar la capacidad de préstamo del Fondo Monetario Internacional para contener la crisis de deuda.

Analistas dijeron que los resultados de la primera ronda electoral francesa podrían generar dudas respecto a si los estados de la zona euro se apegarán a sus medidas de austeridad, haciendo subir los rendimientos de las deudas soberanas.

El periodo electoral de Francia coincide con los comicios parlamentarios en Grecia, donde el apoyo para dos importantes partidos a favor del rescate está en mínimos históricos, aunque con mucho esfuerzo podrían lograr una estrecha mayoría. También hay un referendo irlandés sobre el pacto fiscal de la zona euro el 31 de mayo.

Holanda, un miembro central de la zona euro, parece encaminado a nuevas elecciones luego de que las conversaciones sobre recortes al presupuesto colapsaran el fin de semana.

La noticia hizo subir el diferencial de rendimientos de los bonos "AAA" holandeses respecto al papel alemán a su nivel más amplio en tres años, mientras que el diferencial de rendimientos de la deuda italiana también creció. Tanto Holanda como Italia subastarán bonos el martes.

El retroceso del euro elevó al índice dólar 0.4% a los 79.492 puntos.

El dólar perdía 0.5% contra el yen y cotizaba en 81.09 yenes. Sin embargo, los avances del yen eran considerados limitados antes de una reunión de política monetaria del Banco de Japón el viernes, en la que se espera que adopte nuevas medidas de alivio.

ros