Londres - El euro cayó a un piso de 21 meses contra el dólar este miércoles, ya que los inversionistas subían sus apuestas bajistas por los crecientes temores a una caótica salida griega de la zona euro y el escepticismo generalizado por el resultado de una cumbre de la Unión Europea prevista para más tarde.

Se espera que los líderes de la UE discutan medidas que reactiven el crecimiento en una cumbre informal, pero no se prevé que haya ningún plan que recupere el optimismo inversionista, especialmente porque Alemania se sigue oponiendo al bono conjunto del bloque.

Los inversionistas tienen dudas de que los líderes salgan con alguna medida para calmar los temores que han crecido desde las inconclusas elecciones griegas de este mes, que dejaron al país a las puertas de la quiebra y de abandonar la zona euro.

La moneda comunitaria bajó hasta 1.2615 dólares en la plataforma electrónica EBS, por debajo del piso del 2012 de 1.2624 dólares registrado en enero y marcó su menor nivel desde agosto del 2010.

Operadores reportaron una barrera de opciones en 1.2600 dólares con órdenes de frenar pérdidas por debajo de 1.2575.

Posteriormente, transaba en 1.2640 dólares, con una caída de 0.3% en el día.

"La tendencia bajista del euro está afianzada y creemos que hay demasiados riesgos de resultados potencialmente desagradables en la zona euro, especialmente con respecto a lo que le ocurrirá a Grecia", dijo Ned Rumpeltin, estratega de divisas de Standard Chartered.

"Esperamos que el euro esté en 1.25 dólares para fines del trimestre, pero el cierre de hoy será muy importante en el corto plazo. Si hay un repunte, veremos un poco de consolidación del euro, pero si acabamos en mínimos del día, entonces deberíamos ver un mayor debilitamiento. En cualquier caso, el euro se venderá ante cualquier repunte", agregó.

Los temores de que Grecia pueda dejar al euro crecieron después de que Dow Jones citó al ex primer ministro Lucas Papademos, diciendo que Grecia no tiene más opción que apegarse al doloroso programa de austeridad o enfrentará una dañina salida de la zona euro.

Su aclaración más tarde en una entrevista televisiva dio algo de respiro al euro, que ha perdido 4.5% contra el dólar en lo que va de este mes.

En un reflejo de los temores a que Grecia salga del euro, Alemania colocó deuda a dos años sin pago de interés, en su primera emisión con rendimiento de cero para ese plazo.

Monedas percibidas como seguras como el dólar y el yen fueron las mayores beneficiadas de la crisis de la zona euro. El índice dólar, que mide el valor del billete verde contra una cesta de divisas de referencia, se elevó a un máximo de 20 meses de 81.913.

El euro cayó hasta un piso de tres meses y medio contra el yen en 100.16 yenes en EBS, mientras que monedas de mayor rendimiento como los dólares de Australia y Nueva Zelanda cayeron con fuerza. El dólar también trepó a un máximo de cuatro meses contra el franco suizo.

Frente al yen, sin embargo, el dólar caía 0.7% a 79.39 yenes, luego de que el Banco de Japón dejó su política monetaria sin cambios, en línea con las expectativas.

ros