El euro caía levemente este lunes en una volátil jornada donde llegó a su nivel más bajo en tres semanas tras un alza matinal, ante los persistentes temores por la crisis de deuda en la zona euro, particularmente por una rebaja de calificación crediticia a Grecia.

El euro borró su avance matinal luego de que Standard & Poor's rebajara la calificación crediticia de Grecia a "B" desde "BB-", hundiéndola aún más en la categoría basura debido a los temores a una cada vez más probable reestructuración de deuda.

Cualquier cambio a la estructura de deuda de Grecia podría provocar que otros países endeudados también exijan condiciones más favorables y reciban ayuda financiera, aumentando la preocupación por la economía de la zona euro.

La volatilidad del euro "confirma lo asustadizo del mercado sobre la viabilidad de las economías de la periferia" de la zona euro, dijo Boris Schlossberg, encargado de investigación de GFT Forex.

"Se necesitarán más medidas draconianas para estabilizar la situación con una solución más amplia, ya que Irlanda y Portugal querrán términos más favorables si Grecia los consigue", aseveró.

El euro cayó hasta un mínimo de jornada de 1.4275 dólares, su peor nivel desde el 19 de abril, frente a los 1.4395 dólares previos al informe.

En las últimas dos jornadas, la moneda única había descendido más de 3 por ciento.

La divisa europea cayó en la tarde del viernes tras un reporte de prensa alemán, posteriormente desmentido, que sugería que Grecia había planteado la posibilidad de abandonar la zona euro.

Jean-Claude Juncker, jefe del grupo de ministros de Finanzas de la zona euro, desestimó en la noche del viernes un reporte en la revista alemana Spiegel Online de que Grecia podría retirarse del bloque europeo de 17 países.

Dado que algunos participantes del mercado sí creen que Grecia puede abandonar el euro, la Unión Europea está bajo presión para renegociar sus rescates financieros a Irlanda y al país heleno. Un ministro irlandés señaló que cualquier concesión dada a Atenas debería implicar mejores condiciones para Dublín también.

"La situación griega es como un choque automovilístico en cámara lenta. Los políticos saben que tienen que escarbar en sus bolsillos para encontrar una solución a los problemas que enfrenta Grecia", dijo Jeremy Stretch, encargado de estrategia de divisas de CIBC World Markets.

Especialistas dicen que un quiebre por debajo del promedio móvil de 50 días del euro de 1.4279 dólares podría indicar una corrección más amplia hacia los 1.4020/30 dólares.

El euro cedía a 115.30 yenes, cerca de un mínimo de cinco semanas registrado el viernes.

El dólar se mantenía estable contra la divisa japonesa en 80.63 yenes, alejado del mínimo de siete semanas al que llegó la semana pasada.

Las divisas vinculadas a materias primas eran apoyadas este lunes por un repunte de los precios del petróleo, luego de un desplome del crudo, la plata y otras materias primas la semana pasada.

El dólar australiano subió 0.5% a 1.0737 dólares estadounidenses, extendiendo su avance del viernes luego de que el banco central de Australia dijera que necesitaría elevar las tasas en el futuro para contener la inflación.