El euro retrocedió este lunes frente al franco suizo y podría sufrir nuevas bajas si los inversionistas continúan evitando el riesgo, ante el temor de que Grecia no reciba otra ronda de ayuda financiera y termine declarando la moratoria de su deuda.

Los ministros de la zona euro dieron dos semanas de plazo a Grecia a partir del lunes para que el país apruebe nuevos recortes al gasto y un aumento de impuestos, a cambio de un préstamo de emergencia por otros 12,000 millones de euros, aumentando la presión para que Atenas ponga en orden sus finanzas.

Tras dos días de negociaciones sobre la crisis, los ministros emitieron efectivamente un ultimátum al Gobierno de Atenas.

El euro tocó un mínimo de jornada de 1.2015 francos, según datos de Reuters, antes de frenar las pérdidas y negociarse con baja de 0.3% a 1.2102 francos. El dólar, en tanto, también se recuperó de mínimos de 0.8403 francos y se mantuvo en 0.8464 francos al cerrar la jornada, una baja de 0.3 por ciento.

"La fortaleza del franco demuestra que los inversionistas están muy nerviosos ahora mismo y escépticos de que Grecia reciba la ayuda", dijo Kathy Lien, directora de investigación de monedas con GFT Forex en Nueva York. "Si fueran verdaderamente optimistas no veríamos que el franco se siga manteniendo fuerte", agregó.

El euro registró pocos cambios contra el dólar, recuperándose de las pérdidas que lo llevaron a niveles bajos de 1.41910 dólares, aunque bien por encima de los mínimos de 1.4073 dólares que tocó el jueves en operaciones de la plataforma EBS, cerrando en 1.4307 dólares, un aumento marginal de 0.02 por ciento.

Los operadores dijeron que un movimiento del euro por debajo de 1.4073 dólares apuntaría al promedio móvil de 200 días de unos 1.4015 dólares.

Un comentario de Klaus Regling, el director general del Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera (EFSF por su sigla en inglés), de que las garantías del EFSF serán elevadas a 780,000 millones de euros desde su capacidad actual de 440,000 millones, respaldó ligeramente al euro, especialmente contra el dólar y el yen.

Tras los comentarios de Regling, el euro tocó máximos de la jornada de 1.4328 dólares.

Hubo también cierto optimismo en el mercado de que el Parlamento griego podría aprobar el plan de austeridad y de que el primer ministro, George Papandreou, ganará un voto de confianza parlamentario con su nuevo gabinete.

Los mercados estarán ahora pendientes del resultado del voto de confianza que enfrenta el martes el nuevo gabinete de Grecia.

"Una aprobación probablemente sea positivo en el corto plazo para el euro, pero el escenario amplio es uno donde los funcionarios seguirán dándole largas al asunto", dijo Omer Esiner, analista jefe de mercado con Commonwealth Foreign Exchange en Washington.

Cualquier avance del euro, sin embargo, no durará porque la reacción de los griegos en las calles podría arrojar dudas sobre la implementación de las medidas de austeridad, agregó.

"Sólo están demorando lo inevitable, una reestructuración de la deuda de Grecia", afirmó el analista. "Esto dará como resultado un default, que en mi opinión no está contemplado en los precios del mercado.

Lien de GFT Forex dijo que sería difícil para la paridad euro/dólar lograr ganancias sostenibles hasta que haya más claridad sobre la ayuda a Grecia.

"No veo que se alcance un convenio sino hasta julio", dijo la analista. "Si un inversionista tiene que escoger una semana para reducir exposición al euro, esta sería la semana".

Sin embargo, un factor que podría prestar apoyo al euro en el corto plazo es la reunión de política monetaria de la Reserva Federal estadounidense prevista para esta semana, dijeron operadores.

Se espera que la Fed reitere su compromiso de mantener las tasas de interés cerca de cero por un periodo prolongado en medio de nuevas señales de que la recuperación de la mayor economía del mundo está perdiendo impulso.

Es probable que el banco central estadounidense siga reinvirtiendo los fondos de sus bonos por vencer para asegurarse de que su balance no se reduzca.