En la primera jornada de la semana, las presiones sobre el euro se mantuvieron y lo llevaron a mínimos de cuatro años frente al dólar; sin embargo, al cierre de la sesión logró recuperarse ayudado por un repunte de las acciones.

Al cierre de las operaciones en Nueva York, el euro subió 0.2% frente al dólar a 1.2387 unidades. En el inicio de la sesión global, el euro cayó hasta 1.2234 dólares, según la plataforma electrónica EBS, su menor nivel en más de cuatro años.

Frente al yen, el euro subió 0.1% a 114.54 unidades, tras caer hasta 112.47 en las operaciones en Asia. El dólar cerró sus operaciones en Nueva York en 92.51 yenes, sin cambios desde el viernes.

Desde el inicio de los problemas fiscales de la zona euro, la moneda unión europea se ha convertido en un reflejo del apetito por el riesgo, subiendo y cayendo en línea con las acciones en Wall Street.

Estamos viendo una ligera reducción de las posiciones cortas en euros. Los lunes tienden a ser un día de revisiones, a lo que se sumó el hecho de que las acciones se recuperaran, lo que ha dado impulso al abandono de las posiciones cortas , dijo Brian Dolan, estratega cambio de Forex.com en Bedminster, Nueva Jersey.

El euro ha caído cerca de 7.0% frente al dólar este mes y acumula una declive de 13.5% en lo que va del año.

Según los analistas, el sentimiento negativo hacia la moneda europea persiste y muchos consideran que el repunte no sería duradero.

Un paquete de rescate por 750,000 millones de euros de parte que apunta a estabilizar al mercado de la deuda soberana de la zona euro, no ha logrado despejar los temores respecto de que la crisis fiscal griega podría propagarse a otros países de la región.