El oro retrocedió este jueves, encabezado por un descenso del valor del lingote en euros, luego de que la moneda única europea fue presionada de forma repentina ante temores por la crisis de deuda de la eurozona, aunque compras de refugio limitaron las pérdidas.

El oro al contado frenó su descenso a 1,520.40 dólares la onza, desde un mínimo de dos días a 1,514.34 dólares observado más temprano. El miércoles, los precios del lingote subieron a 1,532.10 dólares, su mayor nivel desde el 4 de mayo.

Analistas dijeron, sin embargo, que la tendencia alcista que comenzó a principios de mes seguía intacta.

El oro estadounidense para junio en COMEX también recortó pérdidas previas para cerrar con baja de 3.90 dólares, o de 0.26%, a 1,522.80 dólares por onza.

Más temprano, el contrato retrocedió a un mínimo de dos días de 1.514,60 dólares.

El euro cayó el jueves a un mínimo histórico contra el franco suizo, luego de que el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, pusiera en duda la entrega del FMI del próximo tramo de ayuda para Grecia.

"La inclinación del mercado hacia el oro se ha vuelto más positiva en los últimos días", dijo la analista Anne-Laure Tremblay, de BNP Paribas. "Creo que los precios del oro tenderán al alza desde sus actuales niveles", agregó.

La economía estadounidense creció a una magra tasa anual de 1.8% en el primer trimestre, la misma cifra dada a conocer en la estimación avanzada el mes pasado y por debajo de las previsiones de los economistas.

La plata al contado cayó a un mínimo de 36.36 dólares la onza, antes de recuperarse a 37.27 dólares al final de la jornada, por debajo de los 37.88 dólares la onza al cierre del miércoles.

El platino retrocedió a 1,766.50 dólares la onza, desde 1,776.70 dólares en la víspera.

El paladio subió a 750.99 dólares, frente a 745.13 dólares.