Londres- El euro se replegó este jueves tras tocar un máximo de tres semanas contra el dólar, después de un dato de confianza en la zona euro más débil de lo esperado que reavivó los temores sobre la economía de la región.

El dólar, en tanto, cayó a un mínimo de tres semanas contra una cesta de divisas de referencia y podría mantenerse contenido después de que la Reserva Federal de Estados Unidos dijera que está dispuesta a lanzar una nueva ronda de compra de bonos si la economía nacional se debilita.

Los rendimientos de los bonos de la periferia de la zona euro también subieron, y con la amenaza de una inestabilidad política en la zona euro, los inversionistas buscaban vender la divisa común en las alzas.

La debilidad del dólar impulsó a su homólogo canadiense y empujó a la libra británica a un techo de siete semanas contra la divisa estadounidense, mientras los bancos centrales de Canadá y Gran Bretaña -en contraste con la Fed- se alejan de adoptar más medidas de estímulo.

El índice dólar operaba plano en 79.012 puntos, tras caer hasta los 78.823 puntos, su nivel más bajo desde inicios de abril.

Se espera que el dólar siga bajo presión luego de que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijera que no dudará en reanudar las compras de activos si es necesario y que podría tener que tomar medidas si la tasa de desempleo estadounidense no seguía bajando.

El programa de compra de bonos de la Fed es negativo para el dólar porque aumenta la oferta de la divisa.

"El mensaje clave de la Fed es que siguen preocupados sobre el desempleo y Bernanke no elevará las tasas hasta el 2014. Por lo tanto, el dólar sigue débil", dijo Geoff Kendrick, estratega de divisas de Nomura.

La caída del dólar vio al euro tocar un máximo de tres semanas de 1.32635 dólares en la plataforma de operaciones EBS, superando levemente una gran resistencia cerca de los 1.3240 dólares.

No obstante, revirtió esas ganancias para caer 0.15% hasta un piso de la sesión de 1,32008 dólares, con los inversionistas preocupados por los problemas de deuda de la zona euro y un sombrío panorama para el crecimiento.

El dólar caía 0.5% contra el yen a 80.84 yenes, tras una baja en los rendimientos de los bonos del tesoro estadounidense a 10 años por el dato de confianza de la zona euro, aunque se mantuvo en su rango del último tiempo de 80.30/81.80 yenes.

La moneda nipona estaba a la espera de la reunión de política del Banco de Japón el viernes. Es improbable que la divisa japonesa avance mucho antes de la reunión.

Fuentes familiares con el pensamiento del banco central dijeron que probablemente el banco nipón relajará su política monetaria el viernes, impulsando la compra de activos en 10 billones de yenes (123,000 millones de dólares).

Mientras el Banco de Japón alivia la política para vencer la deflación, el Banco de Canadá indicó la semana pasada que podría retirar el estímulo y las minutas de la reunión del Banco de Inglaterra sugerían que no se avizora otra compra de activos debido a una "persistente" inflación.

El dólar canadiense extendió su escalada y tocó un nuevo máximo de siete meses contra el billete verde, con el dólar estadounidense cayendo hasta los 0.9806 dólares. En tanto, la libra esterlina subió a un máximo de siete meses y medio de 1.6208 dólares.

ros