Nueva York- El euro tocó máximos en casi cinco meses contra el yen y permanecía estable contra el dólar este miércoles, al reducirse algunas apuestas contra la moneda europea ante señales de progreso en el rescate a Grecia.

Varios analistas comentaron que la aprobación parlamentaria del rescate era vista como una mera formalidad, pero sostuvieron que las señales de que el programa ya estaba en marcha, junto con algunas coberturas en corto dado que aquellos que apostaron contra el euro debían cuadrar sus posiciones, impulsaban a la divisa común.

Sin embargo, nuevos avances del euro podrían verse limitados por una tendencia más fuerte del dólar empujada por los mayores rendimientos de los bonos del Tesoro.

Analistas técnicos comentaron que la escalada del euro podría agotarse en torno a los 1.33 dólares, especialmente si un índice de gerentes de compras de la zona euro que se publica el jueves resulta débil.

La moneda comunitaria llegó a subir a un máximo en casi dos semanas de 1.3284 dólares, luego de que parlamentarios de Grecia aprobaron el segundo paquete de rescate internacional para el país, como se esperaba. Posteriormente, operaba con pocos cambios a 1.3224 dólares.

"El apoyo parlamentario en Grecia al nuevo rescate es alentador", dijo Camilla Sutton, estratega de Scotia Capital en Toronto. "Los índices de gerentes de compras de mañana serán importantes, ya que los últimos datos han apuntado a cierta estabilidad en varias economías europeas", agregó.

El dólar ha subido en las últimas semanas por menores expectativas de que la Reserva Federal aplicará un alivio monetario adicional tras una moderada mejoría de su panorama económico.

En contraste, los inversionistas seguían nerviosos por el rumbo de la crisis de deuda de la zona euro. Aunque Grecia recibió su primer tramo de ayuda esta semana, el Gobierno italiano parecía en camino de enfrentarse con los sindicatos por reformas a la ley laboral.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años transaban en torno a 2.3393%, cerca de un máximo de cuatro meses y medio de 2.399% registrado el martes.

Cifras de vivienda en Estados Unidos, previstas para las 1400 GMT, podrían ayudar a impulsar al dólar si se suman a las expectativas de que el crecimiento de la mayor economía global está repuntando.

Las alzas en los rendimientos de la deuda del Tesoro y el estímulo monetario aplicado por el Banco de Japón el mes pasado también impulsaban al dólar contra el yen. El billete verde subía 0.4% a 84.02 yenes, no muy lejos de un techo de 11 meses de 84.187 yenes anotado la semana pasada.

Durante la sesión asiática, se vio a exportadores japoneses vendiendo dólares antes de que termine el año financiero el 31 de marzo, pero agentes del mercado dijeron que existía una buena demanda para comprar el billete verde.

El euro tocó un máximo de casi cinco meses de 111.43 yenes, según datos de Reuters, cerca de su nivel de resistencia en torno a 111.57 yenes, el techo registrado el 31 de octubre cuando las autoridades niponas intervinieron el mercado por última vez.

Posteriormente, el euro se negociaba a 111.07 yenes, con un alza de 0.3 por ciento.

ros