El euro se movía la mañana del lunes por encima de los 120 yenes por primera vez en más de año y medio, impulsado por las palabras tranquilizadoras acerca de las perspectivas económicas en Europa, al tiempo que el yen tiende a bajar por la política presupuestaria y monetaria nipona.

A las 13H10 en Tokio (04H10 GMT), el euro valía 120 yenes, paridad que no alcanzaba en 20 meses.

A la misma hora, el dólar evolucionaba muy lejos del nivel sicológico de los 90 yenes, a 89,.60, algo no visto desde mediados de 2010.

Por otra parte, el euro se situaba cerca de la barra de 1.34 dólares, por la tendencia del billete verde a declinar como consecuencia de una inquietud creciente acerca de la solidez de la recuperación de la primera economía mundial tras el anuncio el viernes de un aumento en noviembre del déficit comercial de Estados Unidos.

RDS