La moneda europea se terminó negociando con un descenso del 0.2% ante la divisa estadounidense, a 1.3364 dólares EUR=, luego de tocar durante la sesión un mínimo a 1,3352 dólares, el valor más bajo desde el 25 de enero.

El funcionario del BCE dijo que el tipo de cambio es importante para la expansión y la estabilidad de precios, fueron percibidos por los inversionistas como una señal de que la entidad está preocupada por la reciente escalada de la moneda única y podría actuar para frenarla.

Draghi también dijo que la actividad económica en la zona euro debería recuperarse de manera gradual en el 2013, pero agregó que hay más riesgos negativos que positivos, y dijo que la tasa de cambio era importante para el crecimiento y la estabilidad.

El euro llegó a bajar hasta 123.40 yenes antes de recortar las pérdidas para cerrar con un retroceso de 1.2% en el día, a 123.98 yenes.

El euro se terminó negociando con un descenso del 0.2% ante la divisa estadounidense, a 1.3364 dólares, luego de tocar durante la sesión un mínimo a 1.3352 dólares, el valor más bajo desde el 25 de enero.

Los inversionistas interpretaron los comentarios como una preparación para un posible recorte de tasas futuro por parte del BCE, en el caso de que la zona euro se desacelere más.

A los valores actuales, el euro ha perdido cerca de 2.01% frente al dólar esta semana, su peor semana desde julio del 2008.

EGV