Nueva York - El dólar subía este viernes tras el estancamiento de las negociaciones para evitar una crisis presupuestaria en Estados Unidos, alimentando las preocupaciones de que la mayor economía del mundo pueda hundirse en la recesión.

Los legisladores republicanos propinaron un revés a su líder, el presidente de la Cámara de Representantes del Congreso John Boehner, cuando no lograron respaldar un proyecto diseñado para extraer concesiones del presidente Barack Obama en las discusiones sobre el "precipicio fiscal".

En pocas semanas entra en vigor una combinación de alzas impositivas y recortes de gastos por 600,000 millones de dólares si los legisladores no alcanzan un acuerdo presupuestario.

La inacción presupuestaria elevó la demanda de los títulos públicos más líquidos y las monedas más negociadas como el dólar y el yen a expensas de las divisas vinculadas al crecimiento económico, como el euro y el dólar australiano.

El índice dólar ganaba 0.26% a 79.446.

El euro cedía 0.3% a 1.3197 dólares, su peor desempeño diario en dos semanas.

La moneda única había registrado una buena demanda en sesiones recientes debido a la mejora de la percepción sobre los activos de la zona euro y el optimismo preliminar acerca de una posible resolución del precipicio fiscal estadounidense.

El dólar perdía 0.5% contra el yen, a 83.96 unidades de Japón.

Los inversionistas reducían unas posiciones cortas de gran tamaño sobre la unidad japonesa, un refugio seguro, una vez que el Banco de Japón incrementó esta semana su programa de compras de activos en una magnitud menor de lo previsto.

Es posible que tanto el dólar como el yen, las divisas más líquidas, continúen bien demandados siempre que siga incierto el resultado de las conversaciones por el presupuesto estadounidense. Los avances podrían exacerbarse por la escasez de volumen del mercado antes de fin de año.

ros