NUEVA YORK.- El euro se desplomaba el martes, ya que las rebajas en la calificación crediticia de Grecia y Portugal y el temor a que bloqueen la ayuda financiera al país heleno elevaban las preocupaciones de que los problemas de deuda de la zona euro se extiendan.

Standard & Poor's recortó la calificación soberana de Grecia a territorio "basura" o especulativo, ante las dudas sobre su capacidad de implementar las reformas necesarias para enfrentar su alta carga de endeudamiento.

La agencia también rebajó la nota crediticia de Portugal, debido a las preocupaciones sobre su habilidad para manejar sus altos niveles de deuda dado su flojo panorama económico.

"Hay una suerte de temor de contagio en la zona euro de las rebajas de Portugal y Grecia. Hay una falta de resolución sobre Grecia respecto a cómo irá la ayuda a Grecia y cómo afectará a otros países", explicó Carol Hurley, estratega de mercado de Lind-Waldock en Chicago.

La mayor aversión al riesgo que golpeó al euro impulsaba al dólar y al yen.

Las acciones europeas cerraron con fuertes bajas dado que los mercados temían que las presiones políticas podrían estancar la ayuda financiera que Atenas pretende recibir de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para pagar parte de sus deudas.

Los mercados se centraron en los riesgos de que la crisis de deuda en Grecia se extienda a otros países altamente endeudados como España.

EFECTO CONTAGIO

El diferencial de los rendimientos de los bonos griegos respecto a los alemanes se disparó a su máximo de 12 años, ya que los inversionistas demandaban mayores primas por tener deuda helena.

Los rendimientos de los bonos del gobierno alemán de corto plazo cayeron a sus mínimos de la historia de la zona euro.

A media sesión en Nueva York, el euro caía 1.1%, a 1.3253 dólares, según datos de Reuters. La moneda única alcanzó un mínimo de 1.3212 dólares más temprano tras tocar el viernes un piso de un año en torno a 1.32 dólares.

Hurley dijo que el siguiente nivel de apoyo significativo del euro era la cota sicológica de los 1.30 dolares, en la que muchos inversores estarían inclinados a vender. El siguiente nivel de apoyo estaría en torno a 1.2880, el menor nivel desde abril del 2009.

Frente a una canasta de monedas, el dólar subía 0.6%, a 81.961, pero descendía 0.7% frente al yen, a 93.30 yenes, tras llegar a un mínimo de la jornada de 92.82 yenes.

"Los mercados están realmente preocupados por los problemas de deuda soberana en Europa", aseguró Brian Dolan, estratega cambiario de Forex.com, en Nueva Jersey. "Los diferenciales griegos (de los credit default swaps) están tocando hoy los niveles de Argentina", agregó.

El partido de la canciller alemana, Angela Merkel, afirmó el martes que plantearía el tema de los recortes de la deuda griega al Banco Central Europeo y al FMI el miércoles.

Berlín ha exigido que Atenas tome dolorosas medidas de austeridad a cambio de la ayuda.

Grecia pidió formalmente ayuda el viernes y actualmente se llevan a cabo negociaciones entre el gobierno, la UE y el FMI en Atenas.

Atenas necesita asegurar financiamiento antes del 19 de mayo, cuando vence un bono.

La incertidumbre sobre las condiciones bajo las cuales Grecia recibirá la ayuda presionaba al euro, dijeron analistas.

"Existe la sensación de que incluso con todas estas rebajas de calificación, todavía estamos poniéndonos al día y aún hay espacio para más malas noticias", comentó Win Thin, estratega cambiario de Brown Brothers Harriman en Nueva York.

"La gente sabe que Grecia y Portugal son los problemas, pero que el gorila en el dormitorio es España", agregó.

Contra la divisa japonesa, la moneda única bajó hasta un mínimo de 122.67 yenes, una caída de 2.2% en la sesión. La aversión al riesgo generalmente beneficia a un yen, que tiene bajo rendimiento pero que es considerado seguro.