El euro cayó este jueves a mínimos históricos contra el franco suizo al crecer las dudas de que Grecia reciba el próximo tramo de ayuda financiera del FMI, y es probable que esas preocupaciones mantengan a la moneda única bajo presión.

Los comentarios del presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, generaron la inquietud de que Grecia quizás no reciba los próximos 12,000 millones de dólares de ayuda del FMI que necesita para cubrir necesidades inmediatas de financiamiento.

Grecia enfrenta el riesgo de no recibir el próximo tramo de ayuda financiera del FMI y hay pocas probabilidades de que los países europeos puedan compensar los fondos, dijo Juncker.

Las declaraciones, y la intensa ansiedad reinante en el mercado en torno a la crisis de deuda soberana de Europa, ha empujado al euro a una baja ante el franco, una moneda considerada como refugio seguro, en las últimas cinco jornadas.

"El desempeño de la paridad de divisas es un reflejo del extremo nerviosismo que existe en el mercado en relación a la crisis de deuda soberana", dijo Kathy Lien, directora de monedas e investigación con GFT Forex en Nueva York.

"Han habido muchos altibajos entre la UE y el BCE en torno a la ayuda del FMI para Grecia y eso no ayuda al euro en lo absoluto", agregó.

El euro cayó hasta niveles de 1.22045 francos suizos en la plataforma de operaciones electrónicas EBS y por último se negoció con baja de 0.5% en el día, a 1.2234 francos.

La moneda única también anotó un mínimo de dos meses y medio contra la libra esterlina.

Contra el dólar, el euro subió 0.35% a 1.4138 dólares. Antes llegó a 1.4206 dólares en EBS tras un artículo del Financial Times que citó al jefe de la Facilidad de Estabilidad Financiera Europea diciendo que China estaba "claramente interesada" en comprar fondos del rescate para Portugal a ser emitidos a mediados de junio.

El nivel de apoyo para el euro se ubica en el importante nivel psicológico de 1.4000 dólares, dijeron operadores, cifra que también marca el promedio móvil de 200 días. El promedio móvil de 100 días se sitúa justo más abajo, en cerca de 1.3996 dólares.

El dólar, en tanto, cayó 0.8% a 81.30 yenes tras haber tocado mínimos de jornada de 81.15 yenes en EBS, golpeado por decepcionantes datos económicos de Estados Unidos.

PRESIONES QUE CRECEN

La presión ha crecido para que Grecia acelere las reformas y venda activos a cambio de ayuda internacional, mientras que temores a una potencial reestructuración de la deuda y el posible contagio a economías mayores como España e Italia han golpeado al euro a una baja de 6% contra el dólar en mayo.

Brown Brothers Harriman dijo que mientras las probabilidades de que Grecia abandone la zona euro ya no son menores, tampoco se ubican en 50% como algunos especulan.

"No obstante, coincidimos en que los tenedores de bonos tendrán que aceptar eventualmente rebajas significativas sobre el capital de sus tenencias", dijo la firma.

Inspectores de la UE, el BCE y del FMI están examinando las finanzas de Grecia antes de tomar una decisión en torno a si otorgan la porción adicional de 12,000 millones de euros (17,000 millones de dólares) del rescate internacional de 110,000 millones de euros al país. Atenas necesita el dinero para cubrir necesidades de financiamiento por 13,400 millones de euros.

El FMI dijo que no podría prestar fondos a Grecia hasta que obtenga garantías financieras de que los países de la zona euro respaldan el programa de rescate.

"Nunca prestamos cuando no tenemos garantías de que no habrá una brecha (financiera). Así es como mantenemos la seguridad del dinero de nuestros miembros", explicó a la prensa la portavoz del FMI Caroline Atkinson.