Nueva York- El dólar subió contra el euro y el yen el miércoles ya que una serie de factores, que van desde un posicionamiento de fin de mes, la inyección de dinero del Banco Central Europeo y la disminución de expectativas de otra ronda de compra de activos por parte de la Reserva Federal, aumentaron el atractivo del billete verde.

Una serie de datos positivos de Estados Unidos, lo que típicamente aumenta el apetito por el riesgo, favorecieron al billete verde frente al euro ya que puso de manifiesto una creciente disparidad entre las economías de ambos lados del Atlántico.

El euro aceleró sus pérdidas contra el dólar para tocar un mínimo cercano a una semana y el billete verde avanzó con fuerza ante el yen luego de que el jefe de la Fed, Ben Bernanke, dijo a un panel del Congreso que la tasa de desempleo del país ha caído más rápido de lo que esperaba.

Bernanke ofreció una mesurada visión de la economía de Estados Unidos y se abstuvo de señalar más compras de bonos de la Fed, frustrando las esperanzas de algunos operadores en mercados financieros que estaban apostando a más estímulo monetario.

El testimonio de Bernanke "confirma que la Fed está en modo de 'esperar y ver'", aseguró Sean Incremona economista de 4Cast Ltd en Nueva York.

El euro cayó hasta los 1.3313 dólares y finalmente cotizó con una baja de 1.1% a 1.3318 dólares.

El billete verde también subió frente al yen, alcanzando un máximo de 81.31 yenes antes de retroceder a 81.18 yenes, pero aún con un alza de 0.9% en el día.

Sin embargo, ha sido un sólido año para el euro, que ha ganando 2.9% frente al dólar y 8.6% frente al yen.

El dólar acumula un alza de 5.6% frente al yen en lo que va del año.

La economía estadounidense creció un poco más rápido de lo que se creyó en el cuarto trimestre, calmando los temores de una aguda desaceleración en el crecimiento a principios del 2012. Otros datos del miércoles mostraron una continua resistencia en la industria manufacturera del país.

PRESTAMO BCE

El Banco Central Europeo adjudicó 530,000 millones de euros en dinero barato este miércoles, levemente por encima de lo esperado por analistas para la segunda operación de este tipo del BCE.

Si bien el aumento de liquidez comúnmente debilita a la moneda, el euro no se ha debilitado sustancialmente desde la primera operación del BCE.

La operación del BCE alivió los temores inmediatos sobre la crisis de deuda de la zona euro, dijeron analistas, pero no abordó las preocupaciones a largo plazo en la región.

"Eso sí coloca el foco en mejores diferenciales de crecimiento hacia la izquierda del Atlántico", dijo Joe Manimbo, analista de mercados de Wester Union Business Solutions en Washington.

Los préstamos de BCE ayudaron a divisas de mayor riesgo a principios del día, impulsando al dólar australiano a un máximo de siete meses frente al dólar estadounidense, al dólar neozelandés a un máximo de seis meses, y al dólar canadiense a un máximo de cinco meses frente al billete estadounidense.

Pero esas ganancias dejaron a las monedas vulnerables a toma de utilidades en el reequilibrio de fin de mes, y se cotizaban planas al cierre.

ros