Londres- El euro caía contra el dólar este jueves, porque los temores de contagio de la crisis de deuda de la zona euro ensombrecían una sólida subasta de bonos italiana, y parecía encaminado a seguir bajo presión antes de las conversaciones para aprobar el fondo de rescate financiero de la región el viernes.

Operadores dijeron que las órdenes de venta para frenar pérdidas llevaron al euro a cotizarse por debajo de los 1.33 dólares después de que el índice de confianza económica de la Comisión Europea cayó 0.1%, con una gran baja de la confianza en la industria.

Pese a la demanda aceptable de una subasta de bonos italianos a cinco y 10 años, los rendimientos italianos y españoles subieron, arrastrando al euro a un mínimo de sesión de 1.3273 dólares.

La mayoría de los analistas dice que es improbable que el euro salga de su rango reciente de entre 1.30 y 1.35 dólares, con participantes del mercado esperando que la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro apruebe un aumento al fondo de rescate de la región.

Sin embargo, la divisa común seguía vulnerable a los temores de contagio hacia economías más grandes de la zona euro, y una huelga general en España incentivó el pesimismo.

"Ya que estamos por debajo de los 1.33 dólares, esto ciertamente es una marca sicológicamente importante que podría ser el comienzo de un movimiento bajista más sostenido", dijo Caroline Hecht, estratega de divisas de Commerzbank.

"Si los ministros de Finanzas de la zona euro deciden que el paquete de rescate será aumentado, eso calmará a los mercados, pero esperamos que las primas de riesgo sobre los rendimientos de los países periféricos sigan bastante altas", agregó.

Las expectativas sobre el tamaño del fondo de rescate fueron atenuadas por el miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo y jefe del Bundesbank, Jens Weidmann, quien advirtió que elevar el cortafuegos para los miembros más comprometidos de la zona euro sólo ganaría algo de tiempo.

Operadores dijeron que los comentarios de la OCDE de que los países de la zona euro están quedando atrás de Estados Unidos y Canadá, ya que ha echado raíces una débil recuperación en las economías avanzadas, también pesaba sobre la divisa única.

El euro también caía cerca de 1% en el día contra el yen hasta los 109,21 yenes. La divisa japonesa avanzaba por la demanda vinculada al fin de año financiero en Japón.

Un segundo día consecutivo de pérdidas en el mercado bursátil chino y un aumento menor al esperado en los nuevos pedidos de bienes durables de Estados Unidos el miércoles le quitó a algunos inversionistas el apetito por el riesgo, contribuyendo a la demanda del yen, considerado una divisa de refugio.

El dólar cayó hasta 0.7% a un mínimo de sesión de 82.25 yenes, desatando órdenes para frenar pérdidas tras perforar los 82.35/40 yenes. Sin embargo, varios estrategas dijeron que el dólar debería volver a apreciarse contra el yen, siempre y cuando los nuevos datos de Estados Unidos no eleven los temores sobre el crecimiento.

En general, los datos económicos estadounidenses antes de la cifra de bienes duraderos iban en la dirección correcta, pero las últimas cifras, junto a una advertencia del jefe de la Reserva General, Ben Bernanke, han desatado un nerviosismo que para la mayoría de los analistas es injustificado.

Las nóminas no agrícolas, uno de los datos económicos más esperados, serán publicados el próximo viernes. Antes de eso, las s olicitudes iniciales de subsidios de desempleo y una lectura final del PIB del último trimestre del 2011 serán entregados a las 1230 GMT del jueves.

El índice dólar revirtió sus pérdidas previas para ganar 0.15% hasta los 79.236 puntos, alejándose de un mínimo de cuatro semanas de 78.77 alcanzado en la semana.

ros