Los mercados europeos rebotaban temprano en la sesión de este martes tras el desplome de la rueda previa, cuando los inversores preocupados por los efectos que el nuevo brote de coronavirus en China podría tener sobre la economía se refugiaron en los activos considerados seguros.

El índice paneuropeo STOXX 600 se mostraba aliviado y los futuros de Wall Street repuntaban hasta un 0.5% desde sus niveles de cierre del lunes, el peor día para las acciones mundiales desde octubre.

Los mercados chinos seguirán cerrados toda la semana, pero el descenso del índice japonés Nikkei fue más modesto que el del lunes y varias bolsas asiáticas también mejoraron las cifras de la víspera.

Los precios del crudo Brent se estabilizaban por encima de los 59 dólares, alejándose de su mínimo de tres meses de 58.50 dólares, y el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro de Estados Unidos operaba por encima del 1.60% tras caer brevemente por debajo de ese nivel el lunes.

En los mercados cambiarios, el yen -considerado una moneda segura- volvía a depreciarse y el dólar/yen cotizaba de nuevo en 109 unidades, mientras que el yuan se fortalecía desde el mínimo de tres semanas tocado el lunes en los mercados "offshore".

Por su parte el euro operaba el martes en mínimos de 33 meses frente al franco suizo, ya que la preocupación por el impacto económico de un brote de coronavirus en China hizo que los inversores buscaran refugio en monedas consideradas seguras en tiempos de incertidumbre.

Aunque los mercados mundiales se estabilizaban algo tras la liquidación del lunes, había una fuerte corriente subterránea de aversión al riesgo en los mercados cambiarios. El dólar australiano lideraba las pérdidas, mientras que su par estadounidense tocaba un máximo de ocho semanas ante sus rivales.

Las noticias sobre el virus están generando incertidumbre en los mercados y a los mercados no les gusta la incertidumbre", dijo Lee Hardman, estratega cambiario en MUFG en Londres.

La relación euro/franco suizo, que revela el estado del apetito por el riesgo, cedía un 0.1%, a 1,0666 francos por euro, su cota más reducida desde abril de 2017. En lo que va de enero ha perdido un 1.6% y se encamina a su mayor desplome mensual desde abril de 2019.

"Por la noche hubo un cierto rebote en los activos de mayor volumen de liquidez, como los futuros del S&P 500, pero es complicado encontrar algo a lo que aferrarse, porque seguiremos analizando los riesgos", dijo John Hardy, jefe de estrategia cambiaria del Saxo Bank.

Mientras la cifra de muertes por el virus alcanzaba ya los 106 en China, el país extendió las vacaciones por el Año Nuevo Lunar hasta el 2 de febrero a nivel nacional, y hasta el día 9 para Shanghái.

El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo Japón descendió un 0.8%; el Nikkei , que llegó a perder casi un 1% en la sesión, bajó un 0.6%; los papeles australianos cedieron un 1.3% y el Kospi surcoreano se desplomó un 3 por ciento.

Los inversores estarán también atentos a la reunión de dos días de la Reserva Federal, que empieza el martes. El consenso del mercado es que las tasas seguirán estables, pero hay interés por ver si el banco central estadounidense se pronuncia sobre los efectos del virus.

erp