El euro cayó este lunes luego de que un funcionario alemán sugiriera que un segundo paquete de ayuda para Grecia aún no estaba asegurado, pero operadores dijeron que la perspectiva de tasas de interés más altas en la zona euro probablemente limitaría las pérdidas de la moneda.

Inicialmente, el euro había subido a un máximo en un mes de 1.4658 dólares tras señales de que las autoridades estarían preparando un nuevo paquete de rescate para Grecia.

Pero luego se hundió por debajo de los 1.46 dólares, cuando un portavoz del Ministerio de Finanzas germano dijo que no era seguro que hubiera un segundo plan de rescate. Posteriormente, cedía 0.29% a 1.4594 dólares.

Sin embargo, operadores dijeron que el mercado asume que se logrará un acuerdo para darle a Grecia más tiempo para repagar su deuda.

Además, los mercados también esperan que el jueves el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dé indicios de un alza de las tasas de interés de la zona euro en julio.

"El foco se irá a los diferenciales de tasas de interés y ya que es improbable que la Reserva Federal haga algo este año, un alza de tasa del BCE atraerá dinero hacia el euro y otras divisas", dijo Boris Schlossberg, jefe de investigación de GFT Forex. "No hay razón para tener dólares ahora", agregó.

Si Trichet da indicios de un alza de tasas en julio al usar la frase "fuerte vigilancia" para referirse a las presiones inflacionarias, Schlossberg dijo que el euro podría volver a poner a prueba su máximo del año cerca de los 1.4940 dólares.

Por ahora, las barreras de opciones se defendían en 1.4700, con resistencia también en los 1.4710 dólares.

El dólar también llegó a un mínimo de un mes de 79.97 yenes antes de rebotar a 80.20 yenes, cayendo 0.1 por ciento. Las cuentas soberanas asiáticas recibieron órdenes de comprar dólares por debajo de los 80 yenes.

Las divisas de materias primas también se beneficiaban de la debilidad del billete verde. El dólar australiano subía 0.2% hasta los 1.0747 dólares, cerca de su máximo de 3 semanas y media de 1.0775 dólares alcanzado el viernes.

El índice dólar bajó hasta un mínimo de 73.643 -un piso que no se veía desde el 5 de mayo- luego de que el reporte de empleo del viernes en Estados Unidos mostró una brusca desaceleración en la creación de puestos de trabajo que llevó a que la tasa de desocupación subiera a 9.1% desde 9.0 por ciento.

Ya que es improbable que la Fed eleve sus tasas de interés por un buen tiempo, los inversionistas seguirán recortando sus tenencias de dólares, indicó el encargado de investigación de Faros Trading Dan Dorrow, "especialmente contra divisas de tasas de interés en aumento como la rupia india y el real brasileño", señaló.