NUEVA YORK.- El euro subía el miércoles por una demanda de opciones y se mantenía por encima de un mínimo de cuatro años marcado recientemente, pero los analistas esperaban que fuera sólo un breve respiro por las preocupaciones sobre la deuda soberana.

Los analistas dijeron que el ánimo del mercado era ayudado un poco por el alza de las acciones europeas y la reducción de los diferenciales entre los bonos del gobierno italiano y español frente a las notas alemanas de referencia.

Sin embargo, pocos estaban preparados para declarar el fin de las tribulaciones del euro. La tasa a un día de los depósitos de los bancos europeos al Banco Central Europeo tocó un récord, remarcando las preocupaciones sobre la salud del sistema financiero.

"Las ventas de euros tuvieron algo de respiro hoy, y parece que la gente se está tomando una pausa", dijo Matthew Strauss, estratega de RBC Capital Markets en Toronto.

"Pero la ansiedad se mantiene y el mercado actuará rápido frente al euro si hay noticias negativas", agregó.

En la mañana de Nueva York, el euro subía 0.4% contra el dólar a 1.2018 dólares, por encima de un mínimo de cuatro años del lunes en 1.1876 dólares.

Operadores dijeron que el vencimiento de opciones en 1.1900 y 1.1850 dólares profundizó la demanda por euros, dado que los inversores compraron la moneda para proteger sus posiciones.

Strauss dijo que el impulso alcista podría llevar el euro a 1.21-1.22 dólares en los próximos días, pero "en el mediano plazo, no creo que mantengamos esos niveles".

"Los diferenciales soberanos están amplios y los bancos están depositando montos récord al BCE. No es un rebote de alivio para el euro y todavía hay una gran animosidad hacia la moneda única", dijo Kenneth Broux, economista de Lloyds Banking Group.

La libra subía 0.5% a 1.4545 dólares, recuperándose de las pérdidas sufridas el martes después de que la agencia calificadora Fitch advirtiera que Gran Bretaña enfrentaba desafíos fiscales "formidables".

El euro se apreciaba 0.4% frente al yen a 110.05 yenes, por arriba de un mínimo de ocho años del lunes de 108.06 yenes. El dólar, por su parte, se mantenía prácticamente estable, a 91.54 yenes.