El euro extendía sus pérdidas este viernes frente a las principales monedas, cayendo 1% frente al dólar y a casi un mínimo de dos semanas respecto del yen, al crecer la aversión al riesgo por la caída del petróleo y las acciones.

La incertidumbre que rodea a la crisis griega y las preocupaciones por una desaceleración de la economía estadounidense han golpeado el apetito por el riesgo, impulsando al dólar y al yen, considerados inversiones más seguras.

El euro cayó a un mínimo de jornada de 1.4353 dólares en la plataforma electrónica EBS y luego se negociaba a 1.4366 dólares, con una baja de 1% frente a la jornada previa.

Frente al yen, el euro caía a un mínimo de 115.077 yenes, tocando su nivel más bajo desde el 27 de mayo. Posteriormente, se cotizaba a 115.152 yenes, con un descenso diario de 1.2 por ciento.