Los próximos días, el tipo de cambio péso-dólar mostrará cotizaciones altas, con la perspectiva de mantenerse cerca de los 19 pesos por dólar, debido a la inquietud sobre el aumento de la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos y la baja en el mercado del petróleo.

El viernes el tipo de cambio cerró en 19 pesos por dólar en operaciones al mayoreo, que con respecto a las últimas negociaciones (19.0675 pesos), significó una ligera recuperación frente al dólar estadounidense de 0.35%, equivalente a una apreciación de 6.75 centavos, aunque en la semana se depreció 0.71 por ciento.

En el último día de operaciones de la semana, se fortaleció la probabilidad de que la Fed incremente sus réditos domésticos en la reunión del 14 de junio, de 67 a 100 por ciento.

El incremento de las tasas resultó básicamente a que el Comité de Mercado Abierto en su último comunicado señaló que la desaceleración del crecimiento económico en Estados Unidos registrado en el primer trimestre fue transitorio y de la fortaleza de la creación de empleos, donde el mes pasado mostró un aumento de 211,000 nuevas plazas.

Factores externos, la causa

El subdirector de Mercados Financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, comentó que la volatilidad del tipo de cambio peso-dólar se derivan básicamente de factores externos, pese a que las variables económicas domésticas son favorables para la moneda local, como exportaciones y remesas.

Mencionó que se mantiene la incertidumbre sobre el tema de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), lo que generó que el tipo de cambio alcanzará cotizaciones máximas de 19.09 pesos, además, de que sigue latente la perspectiva de un nuevo aumento en la tasa de referencia de la Fed.

El especialista agregó que en esta semana, la paridad peso-dólar seguirá presionado, bajo el pronóstico de llegar hasta un precio de 19.10 pesos por billete verde, aunque en la parte baja las cotizaciones podrían tocar un valor de 18.80 pesos por dólar.

Analistas de Intercam Casa de Cambios, apuntaron que el peso mexicano seguirá nervioso y volátil en las operaciones de esta semana, explicado por los posibles comentarios que podrían surgir de l presidente de Estados Unidos Donald Trump sobre el tema de las relaciones comerciales entre México y Estados Unidos.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx