Los mercados de commodities están agitados y esto por razones propias y adheridas.

Los mercados externos, ésos ligados a cosas financieras o de divisas tienen un efecto muy lineal con el precio de maíz, trigo, soya y subproductos de ésta.

Hoy es difícil tratar de dibujar una película fundamental y explicar la razón de oferta y demanda, lo que mueve el precio en dichos commodities.

Para ejemplo de lo anterior y sólo como ejercicio, si pudieses tener frente a ti una gráfica de maíz, trigo, soya, petróleo y el índice del Dow Jones, podrías ver que todos los anteriores hicieron sus bajos en el mismo minuto durante la sesión de ayer.

Esto lógicamente hace evidencia de la actividad que los algoritmos y robots de operación tienen en los mercados, y las plataformas electrónicas son el camino para que estas operaciones se den de manera inmediata y fluida.

Respecto de lo que corresponde a especulación y a fundamentales diremos que tal vez en este momento 80% de lo que sucede es especulación, y de ello no solamente es culpable el financiero, que ni siquiera sabe cómo se ve un frijol de soya y aún así compra y vende cosechas a diario, en esto de la especulación es parte activa el mismísimo productor.

Y es que en el momento de sembrar y no tener vendido su producto está especulando que el precio va a subir y que todo lo que tiene que cosechar le dejará utilidades, de tal manera que no tiene un precio de venta establecido.

Está en el riesgo y jugando al casino, pues una de sus piernas ya está metida en esto y si el precio se va en su contra, lastimara su patrimonio, lo mismo va para un comprador industrial, por naturaleza quien tiene una fábrica está necesitado de insumos, y corto por naturaleza, así que si quien a esto se dedica y piensa que el precio va a bajar y espera para comprar está especulando.

Ésa es la distancia entre los que ganan y pierden en esto de los mercados, pues quien en un analista ve a un profeta, será castigado por hereje.

Si los analistas supieramos tanto como decimos saber, les prometo que no estaríamos dando análisis, pues estaríamos comprando y vendiendo lo que decimos que va a subir y a bajar.

El hecho es que hoy día una estrategia de administración de riesgos es más conducente que nunca, hay demasiado ruido blanco, y son muchos los participantes en esto, sobra decir lógicamente que con tantas variables entrelazadas, hoy no puedes ver un solo aspecto de mercado pues todo esta íntimamente ligado.

Hoy, en lo fundamental estamos en siembra del hemisferio norte y va bien, y en cosecha del hemisferio sur ya casi para terminar, así que para efecto práctico estamos en tierra de nadie, no sabemos qué va a pasar con el clima y de eso depende el ciclo estadounidense.

Así que en lo que le ponemos primas climáticas a esto y luego se las quitamos, yo te recomiendo que no juegues al adivino y que al analista lo escuches para hacer lo contrario a lo que te recomiende, no olvides que si quieres que el mercado baje, lo único que tienes que hacer es comprar, una vez que estés comprando, el mercado bajará muy rápidamente, lo mismo a las alzas, si quieres que el precio suba, solo vende y las cosas tomarán el rumbo que querías.

La cosa está así y mientras Europa debate que hacer respecto de los miembros del club med y los índices bursátiles se debilitan, no tenemos más de que hablar, pues todo puede ser usado en tu contra.

Respecto de administración de riesgos, ¿estás en buenas manos?

[email protected]