La crisis europea volvió a hacerse presente en los mercados financieros de la región, con un nuevo epicentro: España.

El mercado bursátil ibérico se hundió a mínimos del 2012 al perforar importantes soportes técnicos, mientras que los rendimientos de su deuda repuntaron, esto mientras los inversionistas evalúan el presupuesto presentado ayer.

El principal índice bursátil madrileño, el Ibex-35, lideró las pérdidas en Europa al retroceder 2.7% y caer a 7,824.5 puntos, alcanzando con ello un nuevo mínimo para el 2012 y su nivel más bajo desde finales de noviembre del año pasado.

De esta manera, en lo que va del año, el mercado español acumula una caída de 10.7 por ciento.

España busca convencer a sus acreedores de que continuará luchando por recortar su elevado déficit fiscal con severos recortes al gasto. Ayer dio a conocer los presupuestos generales para este año, que prevén un ajuste por hasta 27,000 millones de euros, los más austeros en los últimos 40 años, y con los que buscan recortar el déficit fiscal de 8.5 a 5.3 por ciento.

A ello se sumaron negativos datos del mercado laboral. La situación española sigue sumando preocupación, en tanto el mercado laboral se debilita y el progreso es lento del lado del déficit fiscal , cita Barclays Capital en una nota. Todavía no hay un respiro a la vista, sobre todo teniendo en cuenta que el acelerado ritmo de consolidación fiscal aún no ha llegado plenamente , sentenció la correduría.

El mercado de deuda también reflejó la falta de confianza en el país, cuyos presupuestos indicaron que ésta ascendería a 79.8% del PIB en el 2012, desde 68.5% del año pasado. Así, la tasa del bono a 10 años subió a 5.41% y el diferencial con el papel alemán se amplió a 365 puntos base. En tanto, los seguros de riesgo de impago españoles (CDS) subieron en 6 puntos a 436 puntos base.

Con este escenario el índice Stoxx 600 retrocedió 1.1%, borrando casi por completo el avance del lunes pasado y frenando el rally de principios de año.

La reciente información económica no refleja efectos positivos de las fuertes inyecciones de liquidez del Banco Central Europeo (BCE) en diciembre y febrero, y al menos un poco de la euforia posterior a las inyecciones ha desaparecido en los mercados financieros , ?advirtió Capital Economics.

IPC, IMPARABLE SEXTO RÉCORD DEL AÑO

En México el IPC alcanzó un nuevo máximo histórico de 39,924.93 puntos, aunque con un alza marginal de 0.04 por ciento. De acuerdo con Santander, el mercado mexicano está presentando un comportamiento defensivo conforme resurge la volatilidad en Europa , debido a su baja exposición a la zona euro y a los sólidos indicadores de finanzas públicas que hacen que recupere el atractivo ante el repunte de la aversión al riesgo .

Los principales índices estadounidenses se movieron en línea con Europa y cerraron con pérdidas, aunque en menor magnitud, luego de malos indicadores económicos y de que la Reserva Federal brindara pocas señales de un nuevo estímulo económico.

El S&P 500 retrocedió 0.42%, el Dow Jones, 0.4% y el Nasdaq, 0.16 por ciento. El volumen de operación ha sido bajo por la Semana Santa. El índice de sorpresas económicas en Estados Unidos ha perdido fortaleza durante el último mes; es decir, las novedades en materia económica sólo se han ajustado a lo esperado, sin brindar razones para un optimismo adicional , informó Banorte-Ixe en una nota.