Desde que Donald Trump asumió la Presidencia de Estados Unidos el 20 de enero, el peso mexicano ha logrado una recuperación de alrededor de 7% frente al dólar de Estados Unidos , gracias a la entrada de flujos foráneos de cartera al mercado financiero mexicano.

En ese sentido, la tenencia de valores del gobierno federal en poder de extranjeros se incrementó en 20,840 millones de pesos (981 millones de dólares) entre el 19 y el 25 de enero, al pasar de 2.096 billones a 2.117 billones de pesos.

Los bonos M fueron los instrumentos que más demandaron los inversionistas extranjeros, pues, en tan sólo cuatro días, creció la posición en 23,146 millones de pesos, seguido por los certificados de la Tesorería (Cetes) con una entrada de 4,516 millones de pesos.

Vender posiciones en dólares

Los inversionistas foráneos tomaron la decisión de vender sus posiciones de bonos denominados en Udis (Udibonos), cuyo monto ascendió a 6,760 millones de pesos, y también se deshicieron de los papeles bondes D, sumando una cantidad de 63 millones de pesos.

El subdirector de mercado financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, comentó que la entrada de capitales foráneos al país se debe fundamentalmente a la existencia de una menor aversión al riesgo por los papeles de países emergentes, como es el caso del mexicano.

Rendimientos atractivos

El especialista agregó que otro factor que motivó al inversionista extranjero a demandar papeles mexicanos resultó los atractivos rendimientos que está ofreciendo el mercado mexicano, ya que están pagando cerca de 5 puntos porcentuales de los que están ofreciendo los instrumentos estadounidenses.

El experto advirtió que probablemente sigan ingresando mayores flujos foráneos al país, sobre todo si el Banco de México (Banxico) decide incrementar su tasa de interés de referencia para la próxima reunión del próximo 9 de febrero del años en curso.

[email protected]