El principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registra una ganancia cercana a 10% durante los primeros cuatro meses de este año, gracias a la entrada de flujos extranjeros en renta variable.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la BMV bajo acumuló un aumento de 8% en moneda nacional (al 28 de abril).

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), el valor de la posición total de los extranjeros en mercado de capitales al cierre de abril ascendió a un monto de 150,702.2 millones de dólares, lo cual representa el 32.2% del valor de la Bolsa en México.

A principios de este año, la posición de acciones de empresas en poder inversionistas foráneos sumaba la cantidad de 125,367.6 millones de dólares, con respecto al cierre del cuarto mes (150,702.2 millones), representa un crecimiento de 20.2 por ciento.

Los analistas del área de renta variable de Citibanamex calcularon que la tenencia promedio de extranjeros en proporción al valor de mercado bursátil en México, desde el 2010 es del 29.9 por ciento.

Durante abril, los extranjeros invirtieron una cifra de 406 millones de dólares en renta variable nacional, cifra que significó el cuarto mes consecutivo con flujos positivos, para registrar un total de 2,270 millones de dólares en lo que va de este año, destacó Citibanamex.

Los expertos de Citibanamex comentaron que al observar el desempeño del mercado bursátil contra la entrada mensual de flujos, parece que los extranjeros han sido un soporte importante para la Bolsa mexicana.

Tras la salida de flujos durante el 2016 de 27,729 millones de dólares, han existido cuatro meses consecutivos de ingreso de flujos por parte de extranjeros, y la Bolsa ha respondido de manera positiva.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx