Este lunes, la mezcla mexicana de petróleo de exportación descendió 90 centavos, al venderse en 21.87 dólares por barril, lo cual se tradujo en una pérdida de 3.95 por ciento.

De este modo, los precios internacionales del petróleo nuevamente iniciaron la semana con un fuerte descalabro en sus cotizaciones, pero ahora debido a noticias de una producción récord del hidrocarburo en Irak.

Con el resultado de la jornada el crudo mexicano acumula una caída de 20.1% en los primeros 25 días del año.

Las ganancias que había observado el oro negro en la sesión del viernes se empezaron a revertir en la jornada debido a que el Ministerio del Petróleo de Irak anunció que la producción alcanzó un máximo histórico en diciembre, cuando se lograron los 4.13 millones de barriles de petróleo por día.

A la baja

Para James Salazar, analista de CI Banco, sigue la expectativa de que los precios de los hidrocarburos se mantengan presionados a la baja, ante la sobreoferta y la desaceleración en la demanda.

Ayer se vivió una corrección en los precios internacionales del crudo, debido a que la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sigue sin dar señales sobre una reunión extraordinaria para revisar su oferta.

El nerviosismo por los petroprecios contagió al resto de los mercados, que reaccionaron con aversión al riesgo y se presentaron pérdidas bursátiles y fortaleza del dólar , indicó Salazar.

El último reporte mensual de petróleo de la OPEP publicado este mes muestra que Irak tendría una producción de 4.31 millones de barriles diarios, por lo que todos los países miembros del organismo alcanzarían una producción de 32.18 millones de barriles.

La mezcla siguió el comportamiento de sus referentes internacionales de tipo ligero, los cuales volvieron a tocar el piso de los 30 dólares por barril.

Los contratos a futuro del petróleo producido en Estados Unidos tipo WTI alcanzaron una cotización en Nueva York de 30.34 dólares por barril, dato que significó una disminución de 5.75% respecto de la jornada del viernes.

Durante el transcurso del año, el WTI acumula un descenso de 18.1 por ciento.

Por otra parte, el petróleo tipo Brent del mar del Norte finalizó la sesión con un descenso de 5.19%, al venderse en 30.51 dólares por barril. En cifras acumuladas, durante enero el commodity observa un pérdida de 18.2 por ciento.

Pese a que el viernes anterior los precios del hidrocarburo repuntaron por la expectativa de que el fuerte invierno en Estados Unidos pudiera incrementar la demanda del combustible, este lunes regresó la incertidumbre al mercado, ante la ausencia de un acuerdo para realizar una reunión extraordinaria por parte de los países miembros de la OPEP para revisar su postura de producción de petróleo, hecho que se suma a las preocupaciones del mercado por la mayor producción en países del Oriente Medio.

Las pérdidas en el mercado de crudo se acentuaron luego de que el presidente de Aramco (en Arabia Saudita), el mayor exportador de crudo a nivel mundial, anunció que no reducirían la inversión en proyectos, a pesar de los bajos precios del hidrocarburo .

No cede

El anuncio de la compañía manda una señal al mercado de que el país está dispuesto a mantener su producción en sus niveles más altos, indicando que la sobreoferta podría ser extendida hasta el 2017 , explicó la dirección de Análisis de Banco Base.

undefined

gustavo.delarosa@eleconomista.mx