Hasta junio, las administradoras de fondos para el retiro (afores) tenían la capacidad para invertir hasta 315,230 millones de pesos del ahorro de los trabajadores mexicanos en Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) y Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis).

Con recursos disponibles para invertir en estos vehículos, se preparan cambios en el régimen de inversión de las afores, principales inversionistas institucionales del país.

Las nuevas reglas indican ampliar el plazo de sus inversiones, aumentar el monto de financiamiento a proyectos de infraestructura, así como a no limitar la participación de las afores en dichos instrumentos estructurados.

Nuestra petición como sector es cambiar la regulación, que cualquier afore pueda invertir lo que quiera y puede ser una o pueden ser 11 administradoras las que participen en un CKD o en un Cerpi , dijo el presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), Carlos Noriega.

Muy activas

Las afores han participado en 72 instrumentos estructurados, 71 CKD y un CERPI, con un total invertido por afore de 140,049 millones de pesos.

Los CKD son instrumentos financieros de largo plazo que invierten en infraestructura, bienes raíces, energía, minería, capital privado, entre otros. Los Cerpis se enfocan a proyectos de energía e infraestructura.

La regulación actual mandata que por lo menos tres afores inviertan en un CKD y que destinen hasta 20% de sus inversiones.

Deberemos buscar no deuda de largo plazo del gobierno, pero sí inversiones productivas en CKD’s y Cerpis, con proyectos de infraestructura con plazos de inversión probablemente 20 o 30 años , sostuvo el presidente del gremio que agrupa a las 11 administradoras de fondos para el retiro en México.

Carreteras con una vida útil de más largo plazo, presas, energía. Ahora tenemos dos ejemplos concretos, la red compartida que se pudo hacer gracias a que el factor o el granito que permitió armar todo esto fueron las afores y el último descubrimiento del pozo petrolero, las afores están ahí, son esos proyectos de muy largo plazo , expresó.

Información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro advierte que aunque en México se ha ampliado gradualmente el régimen de inversión, resulta evidente que algunos de los límites vigentes resultan insuficientes lo que limita a las Afore las posibilidades para continuar diversificando y mejorando los rendimientos .

Agrega que el reto mayor para el sistema de pensiones del país es diversificar su portafolio, toda vez que en la actualidad más de 71% se invierte en renta fija 52% en deuda gubernamental y 19% en deuda corporativa porcentaje muy por encima del portafolio de las pensiones de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

judith.santiago@eleconomista.mx