Pekin- Las importaciones de China de mineral de hierro en noviembre fueron las segundas mayores en registro, mientras que las de petróleo fueron las terceras más elevadas, lo que dio señales alentadoras sobre la demanda de materias primas del gigante asiático.

Las importaciones de mineral de hierro subieron 17% frente a octubre a 65.78 millones de toneladas, mientras que las de crudo subieron 3% mensual a 5.69 millones de barriles por día (bpd).

"Realmente parece que, en base a la evidencia de los datos, la economía china ha tocado fondo", dijo Ben Le Brun, analista de mercado de OptionsXpress en Sídney.

"Como el segundo mayor consumidor mundial de petróleo, las indicaciones de una recuperación sostenida en la economía de China darán apoyo a los precios del petróleo", dijo el analista.

En tanto, las importaciones de cobre en noviembre también avanzaron 13.5% mensual, a 365,331 toneladas, aunque los analistas eran cautos y aseguraron que los datos se debían más a anomalías que a un incremento en la demanda subyacente.

"El incremento de este año en las importaciones de cobre no corresponde al crecimiento económico", dijo Dominic Schnider, al frente de investigación en materias primas en UBS Wealth Management.

"Tenemos una acumulación en el inventario de China mientras que la aceleración del crecimiento económico chino el próximo año será modesto en el mejor de los casos", dijo Schnider.

Parte de la razón por la cual algunas importaciones de materias primas mostraron un repunte en noviembre fue la semana de fiestas del Día Nacional de China desde el 1 de octubre, que demoró los envíos hasta el mes pasado.

"Debido a la semana de fiestas a principios de octubre, alguna gente no importó mucho (cobre) en ese mes, es por eso que uno ve un alza en las importaciones de noviembre", dijo Zhou Jie, analista de CIFCO Futures en Shanghái.

"El consumo de metal físico sigue siendo bastante malo, y las existencias aun son muy altas", dijo Zhou.

Las importaciones de ánodo, cobre refinado, aleaciones y productos de cobre semiterminados cayeron 18.5% mensual en octubre a 321,879 toneladas, y a pesar de la recuperación de noviembre, las importaciones permanecen 19.2% por debajo del mismo mes del año pasado.

Por su parte, los embarques de soya subieron 3.2% a 4.16 millones de toneladas tras derrumbarse 18.9% en octubre, con mejoras en los márgenes y la demanda previo al período de mayor demanda antes del Año Nuevo chino en febrero.

Las importaciones de soya se habían desplomado en octubre, no sólo debido a las fiestas sino también por una disminución en los envíos sudamericanos, a raíz de sequías, y márgenes de molienda pobres en China.

Si bien subieron las importaciones de noviembre, estas no se recuperaron a los niveles de septiembre, con márgenes en general aun negativos el mes pasado. El alza de la demanda haría más económica la importación de soya en diciembre y enero, aunque los suministros son cada vez más estrechos.

Para el cobre, analistas dijeron que la demanda seguía débil y que la relación entre los precios domésticos y los de Londres seguían siendo poco atractivos, haciendo improbable otro incremento de las importaciones en diciembre.

Algunos operadores petroleros también advirtieron que los márgenes de refinación deberían ser examinados para medir la salud subyacente de la economía.

"Los factores claves para tener en cuenta son: si las refinerías están ganando dinero, y si las existencias de combustible se están acumulando sin que lo notemos ya que las ventas podrían no concordar con los incrementos en producción nueva", dijo un gerente de ventas de CNOOC.

ros