La reducción de 1.61% en los precios agropecuarios ayudó a que en marzo la inflación creciera solamente 0.06%, menos de lo esperado (0.18%) y a tener el nivel más bajo en más de una década, con ello la anual quedó en 3.73%, según dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Ni el aumento del jitomate de 14.20% pudo contrarrestar la disminución de 3.70% del conjunto de precios en frutas y verduras que se observó durante marzo.

Tan sólo el tomate verde se abarató 43.17% y la calabacita en 17.63 por ciento. Ambos se vendieron en los mercados por debajo de los 10 pesos el kilo en promedio. También destacó el descenso de 45.02% en el costo de los trámites vehiculares por la eliminación de la Tenencia.

Los productores también se favorecieron por el efecto tomate verde, al presentar su indicador de precios (excluyendo petróleo) un incremento mensual de 0.28 por ciento. En forma anual se colocó en 5.57 por ciento. Ello debido en gran parte por la baja de 58.63% en la comercialización del tomate verde.

RESPIRO VERDE

Luego de que a inicios de año los agropecuarios le dieron muchos dolores de cabeza a la inflación, en marzo hubo un respiro, dijo el director de la EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México, Juan Sherwell.

Explicó que el jitomate subió ligeramente por factores estacionales ante una mala cosecha en marzo, pero el tomate verde tuvo una importante contribución de menos ocho puntos a la inflación.

El tomate tiene una pequeña ponderación dentro del cálculo de la inflación, no pesa tanto como el jitomate, pero en esta ocasión ayudó a aliviar las presiones , expuso. Destacó que el hecho de que hayan bajado los precios agropecuarios básicos es una buena noticia porque beneficia a la población de menores recursos, que destina 50% de sus ingresos al consumo de alimentos.

También hizo ver que aunque también disminuyó el precio de la telefonía celular casi 4%, no todos tienen ese servicio. La inflación no es igual para todos , destacó. Se espera que en abril y mayo siga mejorando la inflación ante la entrada del subsidio a tarifas eléctricas en varias zonas del país. Además de que casi ya no se tiene el efecto del tipo de cambio.

El especialista anticipó que no se espera una oleada generalizada de aumentos en agropecuarios porque sólo habrá malas cosechas para algunos productos, que podrán ser sustituidos sin problema por los consumidores.

AGUAS CON EL PETRÓLEO

Pero para analistas del BBVA-Bancomer no todo es color verde. Entre los riesgos vislumbran el peligro que podría representar para la inflación el alza en el precio del petróleo. Hay que estar atentos para ver su posible contagio a otras materias primas como el maíz. En ese sentido, reiteraron que la inflación al cierre del año se ubicará en el rango de variabilidad de Banxico.

[email protected]