A pocos días de finalizar el quinto mes del año, mayo ha sido de los meses más complicados para la moneda mexicana, luego de presentar una depreciación acumulada de 4.38%, lo cual implica una pérdida de valor de 82.10 centavos.

El tipo de cambio peso-dólar cotiza en un precio de 19.5750 pesos en operaciones interbancarias a la venta, frente a las últimas operaciones de la jornada anterior (19.5575 pesos), representa una ligera depreciación de 0.09%, equivalente a una pérdida de valor de 1.75 centavos.

La relativa estabilidad de la divisa mexicana se explica básicamente por la menor liquidez que se observa en el mercado de cambios, derivada de la escasa participación de los inversionistas, tras el cierre de las operaciones de Wall Street por la celebración en Estados Unidos del “Día de los Caídos”.

La semana pasada, el peso logró una sobresaliente de recuperación frente al dólar estadounidense de 1.92%, sin embargo, en el mercado de futuros de Chicago, los inversionistas le siguen apostando a que se deprecie la moneda mexicana, pues al cierre de la semana del 22 de mayo, la posición a favor del peso registró una caída del 40.18% a 798 millones de dólares.

Los analistas del medio financiero están convencidos de que la paridad peso-dólar continuará presionada en los próximos días, debido a la continuación de la incertidumbre con relación a renegociación de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el proceso electoral de México.

Bolsa mexicana pierde terreno

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV), en tanto, descendía por debajo de la barrera de los 45,000 puntos y operando en su mínimo nivel de 17 meses, presionada por las acciones de la firma de medios Televisa.

En el mercado accionario, el índice S&P/BMV IPC, bajaba un 0.51% a 44,861.40 puntos a las 11:59 horas, su peor nivel desde diciembre de 2016, con un reducido volumen de 12.8 millones de títulos negociados.

Analistas han mencionado que después de que la plaza local rompió la barrera de los 46,000 puntos, debería validar un soporte en las 45,000 unidades en el corto plazo o de lo contrario extendería su caída hasta la zona de los 44,000.

La bolsa acumula una baja en lo que va del año de más de un 9.0%, tras un periodo de reportes trimestrales que resultaron débiles, y por la incertidumbre en torno a la renegociación del TLCAN, y tasas altas de los bonos estadounidense que han alejado a inversores de los mercados emergentes.

Las acciones de Televisa bajaban este lunes un 3.12% hasta los 67.11 pesos.

(Con información de Reuters)

erp