En medio de la paralización de actividades en México por la pandemia del Covid-19, al menos cuatro empresas de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) decidieron suspender o disminuir el pago de dividendos a accionistas con el fin de fortalecer sus estructuras financieras.

De las 29 empresas no financieras del S&P/BMV IPC, 12 señalaron que seguirán pagando el divideno a sus accionistas, y el resto no lo informó, de acuerdo con un ejercicio con los reportes financieros de las emisoras al primer trimestre del 2020 y comunicados enviados al centro bursátil.

Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) y Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA), operadoras de terminales aéreas, decidieron posponer o recomendar no distribuir dividendos, argumentando la protección de sus flujos. “OMA ha recomendado que no se decrete un dividendo en la Asamblea Anual Ordinaria de Accionistas a celebrarse el próximo 19 de junio”, dijo la emisora en su informe. Este sector ha sido de los más impactados por el cierre de fronteras ante la pandemia.

La empresa productora de cobre y metales industriales, Grupo México recortó el dividendo en un 50% en comparación con el trimestre anterior, a 0.40% pesos por acción en circulación, que pagará el 28 de mayo. Este dividendo es equivalente a un rendimiento por dividendo anualizado de 3.6 por ciento.

La compañía de telecomunicaciones Grupo Televisa informó que propone suspender el pago de dividendos en este año, “para maximizar aún más la liquidez y como medida conservadora”, informó en su reporte trimestral.

Los dividendos son una parte de los beneficios de las empresas que se decide repartir entre sus accionistas.

“Las compañías están cuidado mucho dos cosas: su estructura de balance y los flujos de efectivo. Con el tema de la pandemia, como los ingresos están siendo presionados en todos los sectores, algunas firmas están tomando la decisión de suspender los dividendos y los fondos de recompras”, dijo en entrevista Juan Rich, director de Análisis y Estrategia de Ve por Más.

Así, el mercado de renta variable es más atractivo para los inversionistas para obtener rendimientos en el corto plazo, y queda en segundo término la obtención de ganancias mediante el pago de dividendos entre las empresas en México, explicó Amin Vera, director de análisis económico de WBSC.

“Aun es un mercado muy chico en comparación con Europa, en donde los dividendos de las empresas son más atractivos para los inversionistas, ya que prefieren este tipo de renta fija al pago de cetes de gobierno que tiene una tasa de interés mucho más baja”, añadió Vera.

Sí pagarán

Entre las emisoras que si pagarán dividendos están Alfa, América Móvil, Coca Cola FEMSA, FEMSA, Grupo Carso, Gruma, Kimberly Clark de México, Liverpool, Megacable, Orbia, Quálitas y Vesta. Esto, dijo Rich, no es que no estén cuidado sus flujos, sino que tienen la capacidad de pagar dividendos sin afectar sus estructuras financieras.

Carlos Hernández, analista bursátil de Masari Casa de Bolsa explicó que, depende de cada empresa o sector asignar una ponderación para el rendimiento de sus dividendos. “En México, las empresas industriales, como aeroportuario, estaban siendo atractivas y superiores a 5%, sin embargo, han ido disminuyendo paulatinamente derivado del contexto”, detalló.

“El pago de dividendo es atractivo para los inversionistas de largo plazo en tanto las condiciones económicas permanezcan estables. Bajo escenarios de estrés, se asigna una mayor ponderación al riesgo y las perspectivas”, indicó.

Respecto a las firmas del sector bancario, Rich recordó que tanto a nivel internacional como local, las autoridades han solicitado a estas emisoras que no hagan distribuciones de dividendos ni recompras.

“Ahora que está el tema de la crisis, generalmente las empresas se apoyan en el sistema financiero para tener créditos que les ayuden a sobrevivir. Un índice de capitalización alto te permite dar más préstamos sin arriesgar este índice... las regulaciones internacionales piden un índice de capitalización del 10.5, en México es del 16%, para otros países que les pidan esto hace sentido porque permite aumentar la capacidad de préstamos”, explicó el directivo de BX+.

Abundó que hay accionistas que compran acciones por el rendimiento que puedan tener del dividendo, en este caso, para algunos operadores podrían ser menos atractivas las emisoras que no hagan este tipo de dispersiones, pero, señaló que el no dar este pago es una señal positiva pues buscan tener una mayor defensa ante la coyuntura actual.

Sobre los fibras, que por regulación deben repartir el 95% de sus utilidades, y que es por esto el sector que tiende a dar mayores dividendos, Juan Rich comentó que normalmente se hace un pago trimestral, y ya que la ley les pide que el pago de haga una vez al año, podríamos ver que este pago se realice hasta final del año.

[email protected]