Cementos Mexicanos (Cemex) sigue sin encontrar un piso en la Bolsa Mexicana de Valores. En lo que va del año ha perdido 58,581 millones de pesos en valor de mercado.

Sus títulos se han desplomado alrededor de 40.78%, hundiéndose hasta 5.62 pesos por unidad, un nivel semejante a los sostenidos en el 2011, cuando estaba presente la crisis financiera.

Fernando Bolaños, gerente de Análisis Bursátil de Monex Casa de Bolsa, explicó que la cementera mexicana es castigada por el mercado, no sólo por los débiles resultados financieros que ha reportado en los dos trimestres de este año, sino también por las perspectivas de nulo crecimiento económico en el país y baja actividad en el sector de construcción en México y en el mundo.

Otro factor en contra es que su nivel de endeudamiento sigue siendo alto, aunque ha buscado diversas estrategias para disminuir sus pasivos, como la venta de activos no estratégicos. La compañía reportó una deuda de 11,048 millones de dólares hasta junio de este año, excluyendo notas perpétuas.

“Desde la crisis del 2008-2009, Cemex tiene un nivel de apalancamiento importante, y ha buscado a través de diversas estrategias bajar su endeudamiento, pero al ser una empresa muy apalancada tiende a ser mucho más volátil en el mercado. Eso explica, por un lado, por qué hay tanta volatilidad en la emisora”, puntualizó Bolaños.

La empresa con sede en Nuevo León tenía como propósito reducir su deuda y fortalecer su estructura de capital para recuperar el grado de inversión hacia finales del 2020, después de que las agencias calificadoras Standard & Poor’s (S&P) y Fitch Ratings le retiraron sus credenciales en el 2009.

Apenas este miércoles, en una reunión con analistas bursátiles, Fernando González Olivieri, director general de la cementera, reconoció que es poco factible volver a tener el grado de inversión el próximo año, debido a las difíciles condiciones económicas del país, lo que ha presionado la generación de flujo operativo (EBITDA) en este 2019.

“La administración reiteró que, a pesar de fuertes vientos en sus mercados en los últimos años, Cemex continúa con los pasos necesarios para lograr el grado de inversión y estructura de capital, pero reconoció que parece difícil de lograr en el 2020 como esperaba”, informó Grupo Bursátil Mexicano (GBM) en un documento.

Fernando González declaró que el segundo trimestre del 2019 ha sido de los más desafiantes en varios años por el entorno económico mundial, que podría entrar en recesión.

La actividad industrial más débil que la esperada y los continuos conflictos comerciales han resultado en una menor inversión en los distintos mercados en donde opera, dijo el directivo.

Cemex, que tiene operaciones en México, Latinoamérica, Estados Unidos, Europa y Asia, también redujo sus perspectivas de crecimiento para este 2019.

Estima que los volúmenes de cemento disminuirían a emtre -4 a -1%, mientras que los volúmenes consolidados y agregados para el año tendrían una variación en un rango de más o menos -1 a  1%, en comparación con los del 2018.

Hay optimismo

GBM agregó que, a pesar de estos “vientos en contra”, la administración de Cemex confía en la estabilidad del sector vivienda e infraestructura en Estados Unidos, otro de sus principales mercados, mientras que en Europa prevé mejoras en sus márgenes de operación. En el caso México, posiblemente se verá una recuperación en el 2020.

Fernando Bolaños explicó que en la reunión, los directivos de la emisora dijeron que “la lentitud en el ejercicio del gasto y la suspensión de los permisos de construcción en Ciudad de México serían los principales factores para la disminución de los resultados en México”.

Sin embargo, confían en que tendrán un mejor desempeño en esta segunda mitad del año respecto a los primeros meses, porque se observa un mayor ejercicio del gasto por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, además de que podrían estarse reactivando los permisos de construcción en la capital mexicana, lo que mejoraría la demanda de sus productos.

“México es uno de los mercados más importantes para la empresa, en donde los volúmenes han caído más de lo esperado al inicio del año y las revisiones a su guía de resultado han quedado por debajo del estimado”, añadió Fernando Bolaños.

Monex estima que las ventas y el flujo operativo de Cemex cerrarían el año con una caída de 6.7 y 12.3%, respectivamente, frente al 2018. Antes esperaban retrocesos de 6.3 y 10.7%, en ese orden.

Lo anterior, ante las bajas expectativas de crecimiento para 2020 en México, por un panorama de recesión económica mundial y el fortalecimiento del dólar contra monedas emergentes.

A pesar del descalabro en Bolsa y el panorama poco favorecedor para la cementera mexicana, de 20 intermediarias bursátiles 60% recomienda Compra, entre ellas Actinver, BTG Pactual, HSBC y Nau Securities. El restante 40% sugiere Mantener, en el que están Monex, Banorte, Invex y Santander.

“La BMV está barata en términos de valuación, pero los bajos precios no han sido suficientes para detonar la compra. Así lo demuestran los bajos volúmenes de operación. Hay emisoras que ofrecen un superdescuento como Cementos Mexicanos”, dijo Alejandra Marcos, directora de Análisis de Intercam Casa de Bolsa.

Añadió que en las emisoras que lucen baratas, aunque no han tenido buenos resultados, el castigo ha sido mayúsculo. Aunque dados los riesgos, es posible ver mejores precios.

[email protected]