El o ro inició con el pie derecho el 2017. En apenas 10 días, el precio del metal dorado ha avanzado 3.11% (35.85 dólares) y se ubica en un nivel de 1,187.31 dólares por onza, su punto más alto desde el 29 de noviembre.

En el mismo periodo, el precio del WTI, referencial del petróleo, otra materia primera, ha presentado un descenso de 5.40 por ciento. En el mercado de renta variable, el Índice de Precios y Cotizaciones ha registrado un alza de apenas 0.53 por ciento.

Algunos factores que han jugado a favor del metal dorado son la próxima llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, que se concretará el 20 de enero, y la falta de claridad de la política monetaria que pueda tener Estados Unidos los próximos meses, explicó Bernardo Trejo, analista de Invex Banco.

Uno de los eventos a seguir este día, y que probablemente tendrá un impacto en el precio del metal, será la primera conferencia de prensa que Trump ofrecerá en Nueva York desde que ganó las elecciones presidenciales el 8 de noviembre.

A lo largo de su campaña, el próximo presidente de Estados Unidos hizo 282 promesas, de acuerdo con The Washington Post. Entre sus propuestas están crear 25 millones de empleos, atraer inversiones a Estados Unidos (aunque sea amenazando a empresas desde su cuenta de Twitter), recortar impuestos, poner en marcha un plan de infraestructura de 1 billón de dólares para la próxima década, entre otras.

Hasta que tome posesión (Trump), se esperan días con movimientos volátiles. Ahorita nadie sabe qué clase de discurso dará ni los tuits que seguirá mandando, dijo Bernardo Trejo.

En la primera semana del año, Trump utilizó su cuenta de la red social Twitter para amenazar a empresas como Ford, General Motors y Toyota con que si deciden construir sus plantas en México y no Estados Unidos, deberán hacer frente a un gran impuesto fronterizo .

Para el resto del año, elecciones en países como Francia y Alemania (con el temor que llegue un gobierno proteccionista) y el desenlace de la separación del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) que empezó el 23 de junio, serán eventos que repercutirán de alguna manera en el precio del metal dorado.

El oro funciona como un activo de resguardo en momentos de incertidumbre y ahorita hay bastante respecto de cómo va a empezar la nueva administración en Estados Unidos , dijo Bernardo Trejo.

mario.calixto@eleconomista.mx