Ocho de las 35 emisoras que integran el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores se beneficiarían por la apreciación del peso respecto del dólar en el primer trimestre del 2018. Sin embargo, el gusto les puede durar poco.

Las firmas que tienen un alto nivel de pasivos en moneda extranjera, que suman un monto de 51,059 millones de dólares, tendrán una mejora en su ratio de deuda, por la recuperación de 6.9% del peso contra el billete de Estados Unidos en enero, febrero y marzo pasado.

La moneda mexicana registró una apreciación de 6.9%, después de pasar de 19.6595 unidades por dólar, el 31 de diciembre del 2017 a una cotización reportada a finales de marzo del 2018 de 18.3030 pesos por dólar.

La tercera semana de abril, el peso registró una pérdida de 2.20%, a 18.4550 pesos por dólar, desde el precio previo de 18.0570 pesos por billete verde. Retrocedió en pocas horas lo que había ganado en varias semanas.

Analistas de mercado indican que el peso estará presionado conforme se acerque la elección presidencial y no descartan volatilidad en la moneda mexicana, lo que afectará el nivel de deuda de las empresas en términos de dólares.

telcos, altos pasivos en dólares

De las 26 emisoras pendientes por publicar sus resultados trimestrales en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), destacan América Móvil y Televisa como beneficiadas por la fluctuación cambiaria, ya que mantienen montos importantes de pasivos en la divisa estadounidense, anticipó el analista de renta variable de CIBanco, Benjamín Juárez.

Otras beneficiadas serían las empresas relacionadas con el sector de bebidas, cemento y mineras por los menores pagos del servicio de su deuda en dólares, como son FEMSA, KOF, Cemex y Grupo México.

Agregó que el sector de consumo básico y discrecional resultaría otro de los sectores beneficiados, principalmente aquellas firmas que realizan fuertes compras se insumos fuera del país, como Gruma, Alsea, Kimberly, Liverpool y Walmex, que al comprar sus insumos pagarían un tipo de cambio más barato.

Por el contrario, existen tres compañías que podrían ser poco favorecidas por dicho beneficio cambiario, principalmente las que están ligadas con el sector exportador.

El especialista de CIBanco informó que entre esas compañías se encuentran Bimbo, Peñoles, Mexichem, pues al vender sus productos fuera del país les pagarían dólares, y con la fortaleza de la moneda mexicana, recibirían menos pesos.

Juárez afirmó que, pese a que en el primer trimestre del año pasado el peso registró una revaluación de 9.27%, las empresas mostraron importantes caídas, sobre todo en la utilidad consolidada, debido al promedio del tipo de cambio de 20.3212 pesos registrado en ese periodo.

[email protected]