Las empresas mexicanas que tienen operaciones en el mercado brasileño han sido afectadas por la crisis económica y política por la que atraviesa el país sudamericano.

Entre las trasnacionales mexicanas se encuentran América Móvil, Rotoplas, Grupo Bimbo, Coca-Cola FEMSA (Kof), entre otras.

Brasil es el país latinoamericano con la mayor población, con cerca de 209 millones de habitantes, lo cual lo hace ser un mercado bastante atractivo.

De las empresas mexicanas que mostrarían serios efectos por la crisis económico-política de Brasil se encuentra América Móvil, que en el reporte del primer trimestre del 2016 indicó que en un año perdió 6.7 millones de suscripciones, y que su ingreso y utilidad de operación cayeron 0.7 y 62.1%, respectivamente.

KOF, el embotellador más grande del sistema Coca-Cola a nivel mundial, registró una contracción de 4.9% en el volumen de sus ventas en Brasil entre enero y marzo de este año.

El analista del sector de consumo de Ve por Más (BX+), Eduardo Coello, comentó que si bien KOF incurriría en pérdidas en Brasil, éstas serían compensadas por las utilidades generadas en países como Colombia y Argentina. Grupo Bimbo, fue una de las menos afectadas por tener apenas una participación en el mercado brasileño dentro del sector de alimentos de 2%, aunque en Latinoamérica en su conjunto tuvo un crecimiento de 4.8%, según datos del primer trimestre de este año.

Las empresas de menor rango también registraron números poco favorables por la crisis económica-política de Brasil.

El caso de Rotoplas, que opera con el nombre de Acqualimp en el país sudamericano, comentó que sus ingresos se vieron reducidos en 59.5% durante el año pasado para llegar a representar sólo 19.6% de sus ventas totales, cuando apenas hace dos años alcanzaba 42.1% de sus ventas.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx