Cuatro principales empresas tecnológicas de Estados Unidos, Alphabet, Facebook, Amazon y Apple, respondieron a las preguntas de un comité del Congreso por la defensa de su práctica y declinaron responder algunas preguntas.

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes, que dio a conocer las respuestas el martes, envió las consultas como parte de su investigación antimonopolio de los cuatro gigantes.

Las compañías, durante mucho tiempo un símbolo del dinamismo de la economía de Estados Unidos, han visto su reputación empañada por fallas de privacidad y acusaciones sobre el abuso de su posición en la cima del mercado para dañar a los rivales pequeños y nacientes.

En sus respuestas, Google, propietario de YouTube, negó favorecer sus propios servicios sobre los de los competidores en buscadores, navegadores de video e Internet.

Alphabet, matriz de Google, indicó que su integración vertical de herramientas publicitarias beneficia a los anunciantes, en parte, a través de una mejor orientación al consumidor, pero que la capacidad de competir no se ve “significativamente afectada” porque toma medidas para nivelar el campo de juego.

Por su parte, Facebook reconoció haber cortado ciertas aplicaciones de terceros de su plataforma de desarrolladores para replicar funcionalidades centrales, como la ahora cerrada Vine de Twitter, que dijo que replicaba un producto de Facebook.

Amazon.com dijo en su respuesta que usa datos agregados de comerciantes en su mercado de terceros para fines comerciales, pero negó haber usado los datos para lanzar, obtener o cotizar productos de etiqueta privada.