El índice de referencia S&P 500 cerró con una ligera alza el martes, por un avance de las acciones de las empresas más pequeñas debido a que los inversionistas favorecieron los sectores del mercado más sensibles al ciclo económico en una apuesta a una recuperación en 2021.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron y el Russell 2000 de acciones de pequeña capitalización tuvo un desempeño mejor al resto del mercado durante toda la sesión, al igual que los llamados sectores cíclicos como el financiero y el energético, que dependen en gran medida de una economía fuerte.

Los operadores apostaron a que el presidente entrante de Estados Unidos, Joe Biden, un demócrata, propondrá un mayor estímulo fiscal y un aumento en la distribución de vacunas contra el coronavirus que impulsen la economía, según Michael James, director general de comercio de acciones de Wedbush Securities.

"Las financieros y las cíclicas han sido las estrellas de este año", dijo James. "Con la victoria de Biden vienen las expectativas de estímulo".

Algunos inversionistas dijeron estar cautos antes de la temporada de resultados y otros observaban los acontecimientos en Washington, después de que los partidarios del presidente saliente Donald Trump asaltaron el Congreso la semana pasada.

Mientras los demócratas se movilizaban para acusar a Trump por incitar el alboroto de la semana pasada, el presidente dijo que sus comentarios públicos el día del ataque fueron "totalmente apropiados".

El Promedio Industrial Dow Jones subió 60 puntos, o un 0.19%, a 31,068.69 puntos, mientras que el S&P 500 ganó 1.58 puntos, o un 0.04%, a 3,801.19 unidades. El Nasdaq Composite sumó 36.00 puntos, o un 0.28%, a 13,072.43 puntos.

Entre los principales sectores, las acciones de energía encabezaron las ganancias durante toda la sesión por una subida de los precios del crudo.

El sector de consumo discrecional subió por las alzas de las acciones de fabricantes de automóviles.

Los títulos de la automotriz estadounidense General Motors Co. alcanzaron un máximo de una década después de que la presidenta ejecutiva, Mary Barra, esbozó planes para que sus primeras camionetas comerciales eléctricas sean entregadas a FedEx Corp. a finales de año. 

kg