Los flujos de capital siguen llegando a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), permitiendo que su principal índice no sólo acumule un rally de ocho semanas consecutivas, sino que las empresas aprovechen el buen momento para levantar recursos en el mercado.

El viernes el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) sumó seis jornadas por encima de los 45,000 puntos al cerrar en 45,575.86 unidades, su undécimo máximo histórico del 2013.

Ésta fue la octava semana consecutiva de alzas para el índice, acumulando un rendimiento de 8.9% o un avance de 3,742 puntos. En enero el IPC ha ganado 3.94 por ciento.

Directivos de instituciones financieras locales y extranjeras han mencionado que los mercados en México vuelven a estar de moda entre los inversionistas extranjeros.

Buenos fundamentales económicos y perspectivas de reformas estructurales importantes son lo que han visto los inversionistas en México.

No obstante, analistas bursátiles han advertido que diversas emisoras de la BMV cotizan actualmente en niveles de sobrecompra, y por ende, anticipan un ajuste bajista.

Actualmente el índice opera a 10.8 veces el flujo operativo de las empresas que lo componen, por encima de su promedio histórico de 8.3 veces, dijo Carlos Ponce, director ejecutivo de análisis y estrategia bursátil de Ve por Más.

Sin embargo, es probable que en la medida en que las mejores cifras económicas se traduzcan en mejores cifras financieras, el múltiplo disminuya , lo que se traducirá en un mayor optimismo y una mayor demanda de renta variable en México, explicó Ponce. Ve por Más estima que el IPC alcanzará los 48,900 puntos al cierre del año.

Las elevadas valuaciones han tenido un efecto positivo, haciendo al mercado atractivo para que algunas empresas mexicanas salgan a buscar financiamiento en la BMV.

SANBORNS, FIBRA UNO Y CULTIBA LISTAS PARA SALIR AL MERCADO

Tomando en cuenta que México está de moda entre los inversionistas institucionales, Banorte-Ixe destaca: Algunas empresas han aprovechado esta ventana de oportunidad para levantar capital en la BMV .

El martes, Grupo Sanborns aprobará en su asamblea de accionistas su salida a Bolsa, mientras que el fideicomiso inmobiliario Fibra Uno está listo para realizar su tercera colocación de certificados bursátiles inmobiliarios y la embotelladora de PepsiCo., Cultiba, debutará en Bolsa al cierre de la semana.

Sin duda será un año de mucha actividad en este frente, con lo que se incrementará el número de acciones listadas en la BMV dándole una mayor profundidad a nuestro mercado , agregó Banorte-Ixe.

Fibra Uno realizará una oferta global que espera distribuir 67% en el mercado externo y 33% en el local, sumando un total de casi 20,000 millones de pesos que usará para ampliar su portafolio, según estimaciones de Intercam.

Por su parte, Cultiba realizará una oferta mixta (primaria y secundaria) de la que, se estima, pudiera levantar en promedio 3,675 millones de pesos que serán utilizados para el pago de su deuda, destacó Intercam.

De concretarse las colocaciones de ambas antes de que termine enero, será la primera vez desde el 2006 que llegan más de dos empresas a colocar acciones a la BMV desde el 2006, cuando Homex y Gruma levantaran recursos por esta vía.

[email protected]