Wall Street arrancó el mes con el pie derecho y sumó su quinta semana consecutiva de ganancias tras positivos indicadores económicos, desde el sector laboral hasta el manufacturero, así como por una temporada de reportes corporativos que continúa superando las expectativas.

El viernes, el Dow Jones subió 1.1%, el S&P 1% y el índice tecnológico Nasdaq 1.2%, cerrando por quinta semana consecutiva a la alza tras acumular rendimientos semanales de 0.8, 0.7 y 0.9%, respectivamente.

Los reportes del mercado laboral, sector manufacturero, gasto en construcción y confianza del consumidor publicados el viernes han sido tomados por los inversionistas como una buena señal sobre su capacidad de recuperación económica , destacó Ve por Más.

Tras superar el Dow Jones y el S&P 500 los 14,000 y 1,500 puntos, ambos se encuentran a alrededor de 1% de alcanzar su máximo nivel histórico marcado en octubre del 2007, antes de que estallara la crisis financiera en septiembre del 2008.

De acuerdo con Arturo Espinoza, estratega de renta variable de Santander, el principal factor que está impulsando a los mercados accionarios a la alza es la inyección de liquidez de los principales bancos centrales y de la Reserva Federal (Fed).

En este sentido, el reporte laboral del viernes resultaba de vital importancia para advertir si la Fed mantendría más allá del 2013 sus estímulos. Si bien se crearon más empleos de lo previsto y los datos de diciembre y noviembre fueron revisados a la alza, la tasa de desempleo subió a 7.9 por ciento.

Los mercados accionarios se recuperaron después de la publicación del informe de empleo ante la creencia de que el reciente repunte en el empleo fue positivo, mientras que el aumento en la tasa de desempleo significaba que no había peligro de que la Fed concluyera anticipadamente su compra de activos , escribió Paul Ashworth, economista en jefe para EU de Capital Economics.

No obstante, si bien las políticas laxas se mantendrán en los siguientes meses, el mercado puede presentar corrección por toma de utilidades o si otros factores generan incertidumbre y volatilidad dentro de los mercados financieros , explicó Espinoza.

El resurgimiento de la crisis europea y la incertidumbre que genere la discusión fiscal en Estados Unidos podrían dar pie a una corrección, según el analista de Santander.

Durante esta semana, continuarán los reportes corporativos en Estados Unidos, aunque a un menor ritmo. En tanto, en información económica destacarán la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo y del Banco de Inglaterra, mientras que en Estados Unidos la información será escasa con datos del sector industrial y servicios y de comercio exterior.

IPC, SIN LOGRAR SUPERAR ?LOS 46,000 PUNTOS

El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ganó el viernes 1.1%, y cerró la semana con un avance de 0.42% sobre los 45,768.49 unidades y los analistas no esperan que busque volver a tocar los 46,000 puntos en el corto plazo.

De acuerdo con Espinoza, si bien hay sólidos fundamentales para la economía mexicana: Las buenas perspectivas del país están descontadas en buena medida en la valuación actual . Santander estima que el IPC cerrará el 2013 en 49,000 puntos, lo que implica un potencial de alza de 8% hacia el resto del año, por encima de 4% de los índices en EU.

En el mercado cambiario, el peso se apreció 0.7% para concluir la semana en 12.61 unidades por dólar. De acuerdo con Banorte-Ixe, el peso podría continuar apreciándose hasta 12.40 unidades, donde habría un piso importante para luego rebotar hasta 12.90 unidades.

Mercado laboral de EU mejora a paso lento

Durante enero, se crearon 157,000 nuevas plazas laborales no agrícolas en Estados Unidos, su peor ritmo de crecimiento desde septiembre pasado, pero siguiendo a una revisión alcista de 127,000 unidades durante los dos meses anteriores.

El Departamento del Trabajo estadounidense revisó a la alza la lectura de diciembre a 196,000 y la de noviembre a 247,000 empleos no agrícolas, esto es, una revisión alcista de 127,000 plazas más que las originalmente reportadas.

No obstante, la tasa de desempleo se incrementó en dos décimas a 7.9%, cuando el mercado esperaba que se mantuviera en 7.7 por ciento. El Departamento de Trabajo también revisó la tasa de desempleo a la alza en diciembre a 7.8 por ciento.

[email protected]