Las emisiones de deuda de alto rendimiento, o high yield, en América Latina bajaron 26.40% en el primer trimestre del año a 3,852 millones de dólares desde los 5,234 millones de dólares registrados en los primeros tres meses del año previo, reveló un estudio de Moody’s Investors Service.

Los bonos de alto rendimiento son aquellos papeles corporativos con calificación inferior a “BBB-” o “Baa3” y que ofrecen rendimientos superiores a los del gobierno o a los corporativos de alto grado.

“Esperamos que las emisiones de alto rendimiento en la región se mantengan atenuadas en el segundo trimestre de este año a causa del debilitamiento del desempeño económico de los países generado por la crisis del coronavirus”, comentó Martina Gallardo-Barreyro, vicepresidente en  Moody’s en una nota para inversionistas.

El conjunto de emisiones de alto rendimiento de la agencia calificadora engloba a 97 empresas latinoamericanas con 120,000 millones de dólares de deuda circulante calificada. 10% de estas compañías se ubica en México, aunque sólo 3% por monto. Las firmas brasileñas representan 51% del total de la deuda, donde Petrobras acumula 46% de esta.

Gallardo-Barreyro señaló que este tipo de emisiones había comenzado de manera positiva el año, con 3,800 millones de dólares en enero, 97.4% del monto de emisiones del trimestre, para luego desplomarse en febrero y marzo por el brote del Covid-19.

Según el análisis de Moody’s, las necesidades de refinanciamiento serán bajas hasta el cierre de este año, en tanto que la calidad crediticia de los vencimientos de deuda es más fuerte que en periodos anteriores.

“Los mercados de bonos de alto rendimiento de América Latina absorberán vencimientos por sólo 800 millones de dólares hasta fines del 2020. La razón de bajas a alzas de calificación aumentó a nueve veces en el primer trimestre desde una vez en el trimestre anterior. Siete de las nueve bajas tuvieron lugar en marzo, debido principalmente a que las condiciones de mercado resultaron ser más débiles de lo esperado a causa del brote global de coronavirus”, se lee en el texto para inversionistas.

Tres de estas firmas a las que les aplicaron recortes fueron aerolíneas, la mexicana Aeroméxico estuvo entre ellas, en conjunto con Azul y Latam Airlines.

La compañía de productos electrodomésticos Mabe es uno de los potenciales ángeles caídos, según Moody’s, es decir una de las empresas con grado de inversión en riesgo de caer en grado especulativo.