La criptomoneda Libra de Facebook Inc. se enfrentó a una reunión fundamental de patrocinadores el lunes, después de que el ambicioso proyecto para llevar monedas digitales al comercio convencional sufriera otra deserción, de la compañía de viajes en línea Booking Holding.

El propietario de Priceline, Kayak y Booking.com confirmó el lunes que se había retirado del grupo.

Libra perdió sus últimos patrocinadores de pagos globales el viernes, cuando Mastercard y Visa abandonaron la Asociación Libra con sede en Ginebra. EBay, la startup fintech Stripe y la compañía de pagos Mercado Pago también desconectaron.

El éxodo siguió a las advertencias de políticos y reguladores, desde Estados Unidos hasta Europa, de que Libra se arriesgaba a alterar la estabilidad financiera mundial, socavando la privacidad de los usuarios y facilitando el lavado de dinero.

Los últimos retiros siguieron a la salida de PayPal Holdings de la Asociación Libra a principios de este mes. Deja Facebook sin el respaldo de ninguna de las principales empresas de pagos para el proyecto, que se lanzará en junio del 2020.

En la reunión, que tendrá lugar en Ginebra, los miembros acordarán los estatutos provisionales de asociación, dijo un portavoz de Vodafone Group, una de las compañías de más alto perfil que permanece en el proyecto.

Los artículos de asociación suelen ser reglas escritas que establecen cómo se rige una empresa u organización.

La Asociación Libra también designará una junta en la reunión, informó el Wall Street Journal este mes.

Una portavoz de la Asociación Libra declinó hacer comentarios sobre la reunión.

El grupo dijo este mes que daría detalles después de la reunión de las 1,500 entidades que han manifestado interés en el proyecto.

La asociación, cuyos 21 miembros restantes incluyen las empresas de transporte Uber y Lyft, también está formada por organizaciones sin fines de lucro, grupos de capital de riesgo y empresas de blockchain.

Pero la partida de las principales firmas financieras significa que Libra de Facebook ya no puede contar con un jugador global para ayudar a los consumidores a convertir su moneda en Libra y facilitar las transacciones. Esto presenta un nuevo obstáculo para los esfuerzos de Libra para convencer a los reguladores y políticos sobre la seguridad de la moneda.

Francia se comprometió el mes pasado a impedir que Libra opere en Europa, mientras que el Banco de Inglaterra planteó grandes obstáculos que debe enfrentar antes de su lanzamiento. El presidente de la Reserva Federal de EU, Jerome Powell, también sugirió que el proyecto no podría avanzar antes de que se mitigaran las preocupaciones.

Libra, anunciado a medida que Facebook se expande al comercio electrónico, estará respaldado por una reserva de activos del mundo real, incluidos depósitos bancarios y valores gubernamentales a corto plazo, y supervisado por la Asociación Libra.

La estructura está destinada a fomentar la confianza y estabilizar la volatilidad de los precios que afecta a las criptomonedas y las hace poco prácticas para el comercio y los pagos.