El precio del petróleo neoyorquino retrocedía en la apertura el martes, ante la perspectiva de un incremento de la producción de crudo en Estados Unidos, relegando a segundo plano las previsiones de una demanda sostenida de oro negro en el mundo.

Hacia las 14:00 GMT, el barril de light sweet crude (WTI) para entrega en diciembre, cedía 29 centavos a 56.47 dólares en el New York Mercantile Exchange.