La Mezcla mexicana de exportación se cotizó ayer en 85.2 dólares por barril, apenas 3 centavos arriba del precio fiscal estipulado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que es de 84.9 dólares por barril y ha bajado casi 18 dólares en un mes con caídas de hasta 1 dólar diario, lo que implica que, a partir de hoy, el país podría dejar de percibir el ingreso por excedentes petroleros, como ocurrió en el 2009, cuando Petróleos Mexicanos redujo a casi la mitad su aportación al fisco en relación con el año anterior.

De acuerdo con la SHCP, en el 2011 la paraestatal pagó la máxima suma histórica de impuestos: 876,000 millones de pesos gracias a la aportación de los excedentes petroleros que resultaron de restar el precio fiscal estipulado a inicios de año, que fue de 65.4 dólares por barril, al precio de mercado, que osciló en 100 dólares por barril vendido en el extranjero.

Al respecto, el secretario de la Comisión de Energía del Senado, Juan Bueno Torio, explicó que, al dejar de percibir estos excedentes petroleros existe, efectivamente, una reducción en el ingreso nacional pero que, hasta el momento, la Secretaría de Hacienda mantiene la situación bajo control, ya que cuenta con un fondo diversificado dividido en cuatro partes que se utiliza en caso de que baje el precio internacional del crudo mexicano.

El precio fiscal que se fija cada año no es casualidad, existen fórmulas que, con las estimaciones de diversos escenarios, lo determinan y que calculan que pueda bajar hasta este punto, lo que, desde mi punto de vista, no afectará los ingresos ni la balanza nacional , dijo el legislador.

Cabe recordar que en la crisis económica del 2009 el precio del petróleo mexicano cayó hasta 37 dólares en el primer mes del año, luego de haberse posicionado hasta en 120 dólares en julio del 2008.

Por tanto, en el 2009 no se obtuvieron ingresos por excedentes petroleros, ya que el precio promedio del barril en el mercado fue de 54 dólares, muy por debajo del estimado de 70 dólares, según los reportes históricos de Pemex.

Sin embargo, la mezcla mexicana de exportación se ha mantenido a la alza durante más de una década, desde que en el 2000 se estimó en 15 dólares por barril y tuvo un precio real de 24.79 dólares; la mejor etapa recaudatoria inició en el 2010, cuando se estimó en 59 dólares por barril y el precio promedio anual fue de 72.02 dólares por barril.

EL ASCENSO Y DESCENSO?DE LA MEZCLA

El precio de la mezcla mexicana inició su ascenso desde hace dos años y a principios del 2011, gracias al conflicto de Libia que desató un desabasto por parte de Medio Oriente, y consiguió superar nuevamente los 100 dólares por barril, precio que comenzó a bajar hace una semana, a causa de la recesión que se vive en el mundo.

La producción de crudo mexicano se mantiene estable en 2.5 millones de barriles diarios, aunque las exportaciones han caído entre enero y mayo, ya que según los indicadores de Pemex se comercializó en el exterior un promedio de 1 millón 229,000 barriles de crudo por día, cifra que representa una caída de 8.2% en comparación con 1 millón 339,000 millones del año pasado.