La semana pasada, el peso logró su mejor ganancia semanal frente al dólar estadounidense en lo que va de este año, tras registrar una apreciación acumulada de 3.92%, equivalente a una apreciación de 77.85 centavos.

El viernes pasado, el tipo de cambio concluyó cotizaciones en 19.0945 pesos en negociaciones interbancarias a la venta, con respecto a las últimas transacciones de la jornada anterior (19.2300 pesos), resultó una apreciación de 0.70%, esto es una revaluación de 13.55 centavos.

A las 6 de la tarde del domingo, en operaciones electrónicas, la paridad operó en un precio de 19.0530 pesos, frente al cierre anterior (19.0945 pesos), resultó una ligera apreciación de 0.22 por ciento.

En el mercado de futuros de Chicago, la posición especulativa sigue siendo a favor del dólar, aunque con respecto a la semana del 3 julio disminuyó 15%, luego de pasar de un monto de 315 millones a 274 millones de dólares.

En el presente año, la divisa mexicana ya le va ganando al dólar estadounidense al registrar una apreciación de 2.87%, lo cual resulta una recuperación de 56.50 centavos, luego de que entre el 17 de abril y 14 junio llegó a perder 15.75%, equivalente a una depreciación de 2.84 pesos.

Optimismo

El analista económico senior de CIBanco, James Salazar, destacó que la recuperación de la moneda mexicana se explicó en parte por el optimismo sobre transición ordenada de administración pública.

Agregó que el peso también ha reaccionado positivamente a factores externos como a la debilidad del dólar mostrada en los últimos días, derivado de la menor inquietud que existe entre los inversionistas por la guerra comercial entre Estados Unidos y China y el repunte del precio internacional del petróleo.

Salazar pronóstico que el tipo de cambio seguirá apreciándose en los próximos días, bajo el pronóstico de romper el nivel de soporte de los 19 pesos por dólar e incorporarse hacia el nuevo precio objetivo de los 18.90 pesos por billete verde.

Por su parte, el subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, advirtió que aún existen factores de riesgo para el peso que en cualquier momento podrían presionarlo.

Estos tienen  que ver con temas relacionados con el Tratado de Libre Comercio de América del norte y la política monetaria estadounidense.


ricardo.zamudio@eleconomista.mx