El peso escalaba el jueves apoyado en la expectativa de que los bancos centrales del mundo seguirán inyectando liquidez para sostener un frágil crecimiento, y apuestas de que China reportaría cifras mejores a lo esperado sobre su economía.

El tipo de cambio spot opera en 13.0736 unidades por dólar, con una ganancia de 0.53% para el peso.

Un alza inesperada de las nuevas solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos elevaba la expectativa de operadores de que la Reserva Federal deberá actuar para dar un mayor impulso a la economía del mayor socio comercial de México.

"Estos débiles datos económicos están reforzando expectativas de mayores estímulos (...) Es claro que el mercado quiere estímulos y los está buscando por todos lados, está presionando a los bancos centrales", dijo Jorge Gordillo, subdirector de análisis de CI Banco.

En tanto, reportes de IFR -un servicio de Thomson Reuters- señalaban que operadores en Londres y Nueva York comentan con insistencia que China podría reportar el viernes cifras más fuertes de lo esperado para el PIB del primer trimestre, lo que impulsaba a las acciones en ambos lados del Atlántico.

Los comentarios también apuntaban a que China podría recortar la próxima semana en 50 puntos base sus requerimientos de reservas bancarias, poniendo más liquidez a disposición.

Según operadores, de continuar el buen humor de los mercados el peso iría en busca de su referencial promedio